miércoles, 2 de febrero de 2011



Hay escritores que antes de empezar a escribir una novela ya lo saben todo sobre ella: argumento, personajes, número de capítulos, incluso de páginas. Me agobié un poco al escuchar una conferencia de Almudena Grandes, ella es así. Decidí seguir sus instrucciones y diseñé mi novela perfecta, cuando lo tenía todo definido, cuando sólo me quedaba escribirla, sentí que la historia ya no me atraía. Yo soy de las que prefieren dejarse llevar, ir descubriendo lo que va a pasar al mismo tiempo que los personajes. Un poco caótico, sí, pero muy emocionante.


El otro día publiqué esta nota en facebook y generó un interesante debate:


6 comentarios:

José Antonio López Rastoll dijo...

Hola Felisa,

Pues coincido con tu punto de vista.
Me es imposible sentarme a escribir con esquemas prefijados. A mí lo que me cautiva es averiguar lo que va a ocurrir con un personaje o una situación que he inventado.
Me ha sucedido, eso sí, que a veces he tenido muy claro el final de un cuento y he desarrollado toda la historia en función de ello.
Cada escritor es un mundo; lo que vale para uno no sirve para los demás.

Un abrazo.

Natàlia Tàrraco dijo...

Felisa, pues sí, voy sobre la marcha aunque tenga la idea general en la cabeza, yo letra a letra. Cada cual a su modo.
Besitooos, !ah! muy bueno el dibujo.

Teresa Cameselle. dijo...

Y con las entradas del blog igual, este no tiene ni título, jaja.
Ahora en serio, a mí tampoco me funcionan los esquemas prefijados. Lo intento últimamente, anoto ideas que me surgen a bote pronto, y cuando me pongo a escribir el capítulo, los personajes siempre se "rebelan" o se "revelan", ambas cosas incluso, y nunca sale exactamente como aquella idea inicial que anotó.
Besos.

Paco Gómez Escribano dijo...

Ya te dije en Facebook que yo escribo de forma intuitiva, Felisa, aunque tenga unas ideas preconcebidas de lo que voy a escribir. El caso es que e pongo, y a veces plasmo lo que llevo pensando. Pero otras veces son los personajes los que me llevan a mí.
Un beso.

Sergio G.Ros dijo...

Pues yo estoy contigo, Felisa.... y es que siempre que planteo ese debate, incluso entre grandes lectores, surge una gran controversia... Para mí la creación debe ser fluida, como el resto de las artes del mundo...algo fluido requiere moviemiento, el movimiento no puede dejarse fijo, ni preverse de antemano... es algo filosófico...pero creo que aquellas cosas prefijadas pueden gustar, pero no duran para siempre.
Es una opinión, claro.

B. Miosi dijo...

La creatividad no puede encasillarse en parámetros preconcebidos. Uno puede tener una idea general de lo que tratará la novela, pero a medio camino suelen ocurrir muchas cosas...

Coincido con López Rastoll: Cada escritor es un mundo.

Besos,
Blanca