lunes, 3 de septiembre de 2012

¿Queréis conocer a Nova?





EL CLUB DE LAS PALABRAS PROHIBIDASCuando describo a un personaje, por lo general, no me inspiro en una persona en concreto, no busco un modelo y le copio las facciones. Es más, cuando imagino a mis personajes nunca los veo con unos rasgos demasiado concretos, para mí son brochazos, el color de los ojos, la forma de la nariz, el grosor de los labios… Me gusta conservarlos tras un velo de tul que los difumina. Quizás sea porque pienso que debe ser el lector quién le ponga cara, quizás porque soy así de perezosa, o quizás porque me interesa muchísimo más la descripción interior, sus miedos, las motivaciones, la bondad, la maldad, el niño que habita en su interior, la soledad, la tristeza…
EL CLUB DE LAS PALABRAS PROHIBIDAS
Supongo que cada escritor valorará un aspecto u otro, yo intento escribir lo que me gustaría leer y, tengo que reconocer, me aburren un poco las descripciones demasiado exhaustivas. Las admiro, admiro a los escritores que son capaces de estar diez páginas describiendo un lápiz, pero yo sería incapaz, me motiva mucho más avanzar en la historia. A veces, incluso me tengo que frenar, pues un argumento sin detalles pierde muchísimo, son necesarios para crear el sueño de la ficción, como diría Gardner.

Todo esto viene al hilo de las ilustraciones que para mi novela juvenil “El club de las palabras prohibidas” ha realizado Mar Del Valle Senoae . Cuando vi la cara de Nova, la protagonista, me pareció que la ilustradora  había logrado reflejar en su rostro la decisión, el empuje, la fuerza de mi personaje y también, cómo no, la angustia y el miedo que a veces la asalta. Son unos dibujos preciosos, y me siento feliz de que acompaña al texto de mi libro.
Podéis ver más trabajos de Mar en su blog: http://mardelvalleseoaneluna.blogspot.com/



1 comentario:

Ginés Vera dijo...

A mi, humildemente, me pasa lo mismo en los relatos que escribo. Me interesa más la mecánica y emoción del argumento que la caracterización del personaje como eje de la trama...si es que ello se da en el género. Sin duda una buena ilustración es el mejor apoyo a la hora de impulsar un libro, enhorabuena y lo mismo para Mar del Valle