miércoles, 12 de abril de 2017

Golpes de martillo- Artículo en Diario Jaén


Recuerdo, como toda España, la imagen de una mujer embarazada pasando revista a las tropas. Algo tan natural como la maternidad se convertía en extraordinario de la mano de Carmen Chacón,  que supo traspasar todos los límites, que no dudó en asumir responsabilidades hasta la fecha solo ejercidas por  hombres. Y lo hizo con tal naturalidad que hasta parecía fácil. Nos demostró lo que ya debería estar asentado en nuestra sociedad: una mujer está capacitada para realizar los mismos trabajos que un hombre, por mucho que un eurodiputado ultraderechista polaco se empeñe en negarlo. A raíz de su muerte he sabido que padecía una enfermedad congénita, que su corazón la unía a la vida por un fino hilo de cristal. A pesar de ello, no dudó en practicar deporte, quedarse embarazada o ser una primera figura de la política. Necesitamos más mujeres como Carmen, que sirvan de ejemplo a estas nuevas generaciones de chicas, demasiado influenciadas por la televisión basura. Termino con sus palabras: Las mujeres aún seguimos dando golpes de martillo al techo de cristal.
(Publicado el 12 de abril de 2017 en el Diario Jaén)

No hay comentarios: