miércoles, 3 de septiembre de 2008

Guan-Guan


Ya conocéis a Juanma, mi hijo de cuatro años. Es un niño un poco “especial”, cuando tenía dos años en vez de ver cuentos infantiles se entretenía mirando la guía de teléfonos. Yo, como se quedaba quieto durante un buen rato, no le decía nada; incluso cuando estaba muy nervioso, le pasaba las páginas amarillas o el QDQ.

Es un fanático de los números, sabe contarlos, reconocerlos incluso sumarlos. No contento con hacerlo en español ahora trata de aprenderlos en inglés:

- Mamá, como se dice once en inglés- pregunta con los ojillos brillantes.
- "Ileven"- respondo.
- Pues yo le digo "guan-guan"- sentencia con una sonrisa de oreja a oreja.

Creo recordar que me quedé con la boca abierta: la lógica de los niños puede ser aplastante.

1 comentario:

fonsilleda dijo...

Sé bien lo que significa tener un hijo especial, o distinto, o que se salga de la norma. El tuyo me parece fantástico.