lunes, 8 de septiembre de 2008

Reflexiones sobre la natación sincronizada

No sé porqué motivo en cuanto mis hijos se suben en el coche les entra unas ganas incontenibles de charlar, se quitan la palabra uno al otro, discuten, chillan y hacen ese tipo de cosas que no deberían hacer porque distraen al conductor, o sea, yo. Trato de mantener la calma y sin dejar de prestar atención a la carretera voy dando turnos de palabra y escucho con atención sus “interesantes” comentarios, preferiría oír música y conducir relajada, pero eso es mucho pedir.

Teniendo esto en cuenta, no es de extrañar que las mejores “joyas” del anecdotario familiar se produzcan sobre ruedas. Este verano, en plenos juegos olímpicos, en un corto trayecto, mi hija empezó a divagar sobre la natación sincronizada.

–Mamá, ¿por qué no hemos ganado la medalla de oro? A mí me gustaron más las españolas, tenían más ritmo, se movían más rápido que las otras.
–No sé, Irene, supongo que las rusas lo harían mejor, yo no entiendo.
–Yo sí, y te digo que las españolas eran mejores. Mamá, ¿yo puedo hacer natación sincronizada?
–Si entrenas mucho yo creo que sí, tienes cuerpo de nadadora–digo yo y ella sonríe satisfecha, mientras lanza una mirada aprobatoria hacia sus largas piernas.
–Mamá (mis hijos siempre empiezan las frases con mamá), ¿y los hombres pueden hacer natación sincronizada?
–Pues no sé, yo no he visto ninguno.
–Yo creo que no–dice ella– porque tienen muchos pelos en las piernas y se les verían cuando los sacaran fuera del agua.

Aquí tuve que reírme, al imaginar dos piernas peludas emergiendo de la piscina y moviéndose al ritmo de la música.

–Mamá, yo tengo pelitos–continúa– pero como son rubios no se ven, así que yo si puedo.
–Sí, hija. Ya puedes empezar a entrenar, que hemos llegado a la piscina.

4 comentarios:

fonsilleda dijo...

Los comentarios de los niños son inspiración permanente para todo aquel que les preste la más mínima atención. Por lo que veo los tuyos no son una excepción.
Me río doblemente porque estos días también nosotros hemos hablado de por qué los hombres no hacían natación sincronizada...
Bicos.

Carmen Andújar dijo...

Hola Felisa. He recordado leyendo tus relatos a mis hijas cuando eran pequeñas. Lo preguntaban todo,que por qué ésto que por qué lo otro, en fin un poco agobianta; pero luego cuando pasa el tiempo ehas de menos esas preguntas. Yo también me pregunto: ¿Por qué no ganaron las españolas, si lo hicieron mejor?

Anónimo dijo...

Por cierto, existe un equipo de natación sincronizada masculino. Lo he visto en la televisión. Si bien, no sé exactamente la razón, me producen mejores sensaciones los equipos femeninos de esta disciplina deportiva.

chenlina dijo...

nike blazer
polo ralph lauren
true religion sale
oakley sunglasses
fitflops sale clearance
ugg outlet
birkenstock sandals
ugg slippers
cheap jordans
tory burch uk
chenlina20170920