jueves, 7 de mayo de 2009

¿Dónde he estado este puente?


Supongo que viendo esta foto no cabe duda de dónde he estado, los bobbys ingleses son inconfundibles, con sus gorros tan característicos, esta pareja accedió amablemente a posar con mi marido y conmigo.

Lo primero que descubres cuando llegas a Londres, con gran pesar, es que todo el mundo habla en inglés, que los coches no circulan por donde deberían y que corres peligro continuo de ser atropellada al cruzar las calles, por no mirar al lado correcto, al correcto de ellos, claro.

Yo, que soy más de pueblo que el chorizo del anuncio, me quedo alucinada siempre que visito una gran ciudad, sobrecogida, abrumada por el bullicio, el tráfico, la diversidad de gentes, en fin, el ambiente urbanita que desde mi mar de olivos apenas llego a intuir. Así, algo tan cotidiano como coger el metro, miles de personas lo hacen cada día, me parece un hecho insólito y atractivo.

Dejando atrás mi atracción por el tube, en la superficie encuentras suficientes elementos capaces de llamar tu atención, hasta el punto de acabar con los pies destrozados con tal de conocer esos sitios emblemáticos de la ciudad: el Parlamento, el Big Ben, la abadía de Westminster, The London Eye (una noria gigante que te permite contemplar toda la ciudad), catedrales, teatros, rascacielos…

A los edificios hay que sumarle el ambiente urbano, las cabinas de teléfono, los autobuses de dos pisos, los taxis, los pubs, las cervezas, the fish and chips, los picnis sobre el césped (muy verde y cuidado) de los numerosos parques…

En fin son tantas las experiencias, las anécdotas, las risas, … que hemos vivido estos días que necesitaría horas para contarlo todo, tendré que dosificarlo.

10 comentarios:

Annick dijo...

El verano pasado estube con mi hija y nietos en Londres y lo pasamos muy bien viendo todo lo tipico que cuenta ; pero la verdad esta bien 3 o 4 dias pero no mas .Para mi es una cuidad muy estresante !( y eso que soy parisina , pero Paris es distinto ,mas romantico.

Recuerdos de Malaga.

Annick dijo...

Perdon...estube con b o con v .Me lio con el castellano , el andaluz y el frances!

TitoCarlos dijo...

Londres es fantástico y debieras volver. Los vuelos son baratos y alucinas ciando vienen las rebajas (Enero). He ido a Londres sólo para ir de compras en dos ocasiones. Los grandes almacenes a precios de risa, las tiendas de ropa 'caras' con el 70% de descuento, Coven Garden y Camden Town mas barato que el mercadillo; ¿y los Charity Shop's?
En fín, que irás un par de veces de turista, y el resto a disfrutar de paseos y compras.

Un beso,

Susana dijo...

El frío más terrible que he pasado jamás en mi vida, lo experimenté el pasado diciembre el Londres. Qué horror! Y eso que íbamos abrigados hasta las orejas. Eso sí, la ciudad me encantó y me prometí a mi misma volver algún día, aunque la próxima vez lo haré sin duda en verano.

Me alegra que hayas disfrutado, Felisa.

Un besote,

Susana

milagros dijo...

Me encanta Londres. Estuve trabajando y estudiando durante un año y medio. Allí conocí a mi marido y guardo unos recuerdos maravillosos. Desde entonces he vuelto varias veces.
Un abrazo

Martikka dijo...

Yo estuve la semana santa del año pasado, y me fascinó. Y eso que nevó, llovió y hacía un frío horrible, pero nada de eso importa en una ciudad tan maravillosa.

Ro dijo...

Londres...
Cada viaje a Londres lo aprovechaba para comprar una colección de especias, condimentos y menudencias de esas que añadidas a los alimentos crean sabores exóticos y sorprenden a los invitados. Claro que, también las visitas a los museos, las fotos de los puentes, el Big Ben, el cambio de guardia real y los recuerditos con la cara de la reina.
Paseos por las tiendas y los parques y el caprichito de algún sombrero- ¡ah! y recibir correcciones a mi pronunciación americana del inglés por que todos se sienten en el deber de decirte que allá solo entienden inglés británico... oh my god!
Abrazo desde Acapulco
Ro

juan ballester dijo...

Y no olvidemos las distancias. Allí se mide todo en millas, y sin querer uno piensa que son como los kilómetros, pero qué va. Cada milla es más de un kilómetro y medio.

Recuerdo cuando estuve en Londres, hace ya unos añitos, que se me ocurrió a visitar la cercana ciudad de Richmond (precioso lugar, por cierto, os lo recomiendo), y a la vuelta, como hacía buen tiempo, decidí volver caminando hasta Londres. Total, eran unas millas de nada...
Pero empecé a caminar y a caminar, y después de más de una hora, viendo que aquello no se acababa nunca, y que el estado de mis pies empezaba a ser preocupante, decidí tomar el tren en una población que tenía estación de cercanías, así que me monté en un tren y en un ratito ya estuve de nuevo en Londres.

doble visión dijo...

Felisa, me hizo mucha gracia lo de que los coches no circulan por donde deberían.... Eso sería si en Londres, circulasen por la derecha... jajaja.!!!!

Londres es una hermosa ciudad, pero ademas de lo que mandan las guias turistica, hay que salir a los suburbios. Claro que un puente es muy poco tiempo... por eso siempre se debe volver a las grandes ciudades.

Beso y a ver si te ambientas para un cuento
marcelo

Bluesnight dijo...

!Grandiosa la foto!

Yo no me atreví a pedirles una fotografía, siempre los he visto con una seriedad tan "inglesa"...

Seguro que disfrutaste y te quedaron infinidad de cosas por ver.

Yo estoy deseando volver para ir a la national gallery, a Candem, Portobello, etc...

Volveré...