sábado, 16 de mayo de 2009

El sábado de Mercedes. La ventana indiscreta

Me gusta espiarla por la ventana, ver como se desnuda, como se va desprendiendo de la ropa, suave, en lenta cadencia. Como si estuviera despojándose de una segunda piel y temiera lastimarse. Poco a poco van cayendo las prendas, hasta dejar su silueta al descubierto, tras unos visillos indecorosos que no logran ocultar la rotundez de sus curvas.

Frente a ella, adivino un espejo, donde se recrea con la mirada, echa el pelo hacia atrás, en un gesto estudiado de seductora y dedica unos minutos a contemplarse. Después recoge la ropa caída a sus pies y la deja sobre una silla. Por último, se pone un camisón ligero y se dirige al salón.

Enfoco mis prismáticos hacia la otra habitación. De perfil, un hombre reposa sobre el sofá, en su mano aprieta una lata de cerveza, con la otra domina el mando. Ella ha entrado con su cuerpo de diosa, pero él ni siquiera le dedica una mirada. La cabeza quieta, los ojos fijos en la pantalla.

Me desespero mientras pienso lo afortunado que es,… y lo estúpido. Bajo las persianas de golpe, no quiero ver más. Voy a la nevera, cojo una cerveza y me siento frente al televisor con el mando en la mano. A veces vuelvo la cabeza por si la veo entrar, pero no, María se ha marchado para siempre. Lo único que me queda de ella es su silueta, apenas entrevista con los anteojos. Aún así me siento feliz por poder contemplarla, no importa el carísimo alquiler que tengo que pagar por vivir enfrente de ella, de María, de mi ex esposa.
Para leer más relatos, visita el blog de Casandra:

31 comentarios:

fonsilleda dijo...

Estupendo y un justo castigo aunque paliado por unos prismáticos amigos.
Me ha quedado una duda ¿María lo sabe?. La imagino con todo el descaro del mundo, hablándole con cada prenda que deje caer: "esto te has perdido con tu indiferencia".
Bicos

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Los prismáticos, terribles acercadores de las vidas ajenas, un buen artilúgio, lo admito.

De tal palo tal astilla, por algo ella le dejó, equivocándose porque sigue con un cretino agarrado a una lata de cerveza quieto, con el mando convertido en mano. Peor pa ellos ¿y ella? se arrepiente???

Muy bien descrita la situación del infeliz ex, lamentando lo perdido, triste ante la caja tonta, ayyyy.
Espiando la belleza que perdió, triste...melancólico relato.
Un besito y !salve!

dieN dijo...

Hay algunas añoranzas muy morbosas.
Excelente relato
Un saludo.

chonoman dijo...

Muy bueno.
Quizás no valoro lo que tenía en casa hasta que lo perdió.
Besotes.
Paola.

Julia: dijo...

Coincido con uno de los mensajes, no la valoro hasta que la perdió, lo llama estúpido al otro y el la perdió seguramente por estúpido.
Hay que cuidarse de las ventanas y de los ex.
Besos y buen finde.

Any dijo...

Opsss! bueno, haberse acordado antes no? Aunque parece que la pobre mujer no tiene suerte con los maridos que elije, uno peor que el otro.
Me sorprendió el final, no me lo esperaba
saludos

Gipsy dijo...

Un voyeur con un secreto. ¿Es él patético como todos los voyeur, o simplemente triste? No me decido...

Mercedes dijo...

Joder, me he puesto hasta nerviosa pensando que existe gente así, de la que no te puedes desprender, que te sigue y persigue... La verdad es que lo pasa peor él, pero no deja de resultar agobiante.
Muy buen relato y muy real.

milagros dijo...

Un bonito relato, con un final que no me esperaba.
Por cierto, he acabado "La asesina de ojos bondadosos" y puedo asegurarte que me ha enganchado desde el inicio. Me ha gustado mucho, con un buen ritmo, muy buenas descripciones, hay un montón de frases muy poéticas y con unos personajes bien acertados.
Un abrazo

Luna dijo...

Quizás si se hubiera dedicado a mirarla, a contemplarla, cuando la tenía en casa...
Otros ojos la descubrieron, la miraron, vieron todo lo que ella era y se la llevaron.
No hay solo que mirar. Hay que mirar y ver.
Estupendo relato.
Como siempre.
Un besito

Maat dijo...

Hola Felisa.

Masoca el señor ¿no? Lástima no lo pensara antes.

Un relato ameno que se hace más corto de lo que es y, con un final inesperado.

Un abrazo.

Maat

P.D. Ya me llegó tu novela. Te contaré en breve...

Carmen Andújar dijo...

Da un poco de pena el pobre hombre; aunque no se sabe porque se separaron; pero se supone que no fue él quien la dejó; lo más seguro es que estuviera un poco obsesionado.
Un beso

alfredo dijo...

...Evidentemente María es una mujer sin suerte.
Dos estúpidos en la misma calle, lo que sientan cada uno de ellos no importa, uno ya lo lamenta, el otro está a punto de lamentarlo.

Muy bueno, con un giro final que te hace pensar

Saludos

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Muy bien escrito Felisa, este es un buen comienzo, o un buen calentamiento para un relato erótico, creo que deberías lanzarte,

Un beso,
Juanma

Teresa Cameselle. dijo...

Siempre añoramos lo que hemos perdido, aquello que no supimos valorar mientras lo teníamos.
Tal vez se merece esa penitencia.
Un beso.

Bluesnight dijo...

Bellísimo...

Y con este adjetivo, lo digo todo...

Helena Pahino dijo...

Acabo de descubrir tu blog,y ahora te sigo.A mi me encanta la literatura también.Tengo dos blogs.Uno de literatura y otro de música.Te pongo los dos enlaces.

http://valordelaspalabras.blogspot.com

http://conelritmo.blogspot.com

Si quieres visitalos y espero que te gusten.

Nancy dijo...

Parece que sobre María ha caído una terrible maldición, hombres afortunados pero estúpidos...
Ah, ¿valdrá la pena pagar un alquiler tan caro para ver de lejos lo que se tuvo y ya no puede ser?
Ojalá el próximo sea más inteligente.

yonky dijo...

REDONTITO,SUTIL,Y UN FINAL INESPERADO

LE DEVUELVO LA GENTILEZA

VIENDO SU PERFIL,INTUYO SU INCLINACION HACIA LA LECTURA DESDE MUY TEMPRANO
COMO CURIOSIDAD A MI ME OCURRIO ALGO DIFERENTE,NO SOLO QUE TODO MI TIEMPO LO PASO IRREMEDIABLEMENTE LEYENDO MANUALES TECNICOS,SINO QUE DESDE HACE UN RATO A HOY,SE ME HA DADO POR ANIMARME A ESCRIBIR ALGUNOS RELATITOS,A VECES,SE LO ADVIERTO, CON ESTRUCTURAS GRAMATICALES NO MUY ARMONIOSAS,PERO CON UNA CARGA DE MUY BUENAS INTENCIONES

SALUDO CORDIAL DESDE LA OTRA ORILLA DEL ATLANTICO

Celia dijo...

Felisa. La narrativa, como siempre; impecable.
El fondo, toda una lección para el ex, pero a su vez, existe otro "panoli", que tampoco se da cuenta de lo que tiene.
¡Ah! vida esta.
Un beso

Mimí dijo...

Buena historia y sorprendente final.

Carmina dijo...

Vaya pobre Maria sale de Guatamala y se mete en Guatapeor, por lo visto tiene mas de lo mismo, y ese hombre se dedica a castigarse a si mismo, contemplando lo que nunca sera suyo otra vez. Puede que en breve tenga un miron mas lamentando su mala suerte, algunos parece que solo se dan cuenta de lo que tienen cuando lo han perdido

Tamara dijo...

Una ventana que lo mantiene atado a su pasado y a un presente al que el no fue invitado... Qué triste!!
Me gustó mucho tu relato...
Besos!!

BELMAR dijo...



«Reflejados frente al destino éramos más que una razón de ser.»

BELMAR

mar dijo...

El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, que mala suerte tuvo la pobre al ir a caer con dos hombres que no saben valorar lo que tienen, porque hacerlo tarde no cuenta.
Un beso de Mar

TitoCarlos dijo...

Muy bueno. Me hace ver que las mujeres también vuelven a caer en el mismo error. Creí que eso era cosa de hombres....

Un besazo, me gustó.

gustavo dijo...

T0DAVIA SIG0 DE SABAD0 LITERARI0...ESTA AVENTURA EN LA QUE ME HE EMBARCAD0 ME ENCANTA...C0M0 AL SEPARAD0 SU MUJER, PERD0N SU EXMUJER...HAY UN PERS0NA MAJISIMA EN MEJIC0. HAY UNA PERS0NA QUE SU ESP0S0 NI CAS0...HAY UNA PERS0NA TAN MAJA P0R DENTR0 C0M0 P0R FUERA. Y SU ESP0S0 NI CAS0...SI ES QUE L0S HAY B0B0S...B0BAS TAMBIEN, CLAR0¡¡¡
VE0 QUE EN MUCH0S RELAT0S HAY S0RPESA FINAL.
ME ENCANTA ESTA F0RMA DE ESCRITURA...
GARCIAS, FELISA.

anabel dijo...

Hola,
he entrado para saludarte y darte las gracias, y me he encontrado con este magnífico relato.
Felicidades por dejarnos entrever una historia que vamos completando los distintos lectores.
¿Quién dejó a quién?
Besotes.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...hay ventanes a las que ni siquiera te puedes acercar como lo es la del alma si esta enmarca el limite desde el que ve la vida al otro lado por seguir, estupendo relato y genial el desanlace feli.te invito a divisar desde la mia con cuajerones del lugar de nunca jamas hechos del alma al echarlos uno con otro de mi... tuyo siempre jose ramon.

Felisa Moreno dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios, interé devolveros la visita, aún me quedan relatos del Sábado de Mercedes por leer, como no me de prisa se me hace tarde.

Besos

Tèsalo dijo...

Amor y deseo se confunden necesariamente. No parece en este caso la memoria, una tortura.

Un saludo.