domingo, 7 de mayo de 2017

Mi nuevo proyecto: Piernas de bailarina

Ya ha pasado más de un año desde que se publicara mi última novela Arrugas en la memoria y me apetecía publicar algo nuevo. Quería que fuera algo mío, no tener un compromiso con una editorial y, de esa forma, no sentirme en deuda con nadie. Por eso me planteé hacerlo en autoedición, eso sí, contando con los servicios profesionales de El ojo de Poe. Aún no tengo el libro entre mis manos, pero me gusta el diseño de portada y estoy segura de que el resultado será magnífico, confío en mi amiga Inmaculada Puche y en su hija, Victoria Borrás, que han sido las encargadas de dar vida a mi proyecto.

Además, quería ligar mi literatura a la pasión por el vino de mi marido: "books and wine". Y a la pasión mutua por el teatro. Así que las presentaciones de este libro estarán repletas de libros, vino y teatro, pues se representará la adaptación de uno de los cuentos que se incluyen en el libro. La primera será en Alcaudete, el día 9 de junio, pero mi idea es llevar Piernas de bailarina a otras localidades, eso sí, sin prisas, como se saborea un buen vino.
Os dejo con la portada y una sinopsis de este libro, un conjunto de relatos que tienen a la mujer como protagonista.

"Piernas de bailarina es un homenaje a las mujeres que han desfilado por mis relatos a lo largo de los once años que llevo metida en esta locura de escribir. Mujeres que sufren en silencio el problema del maltrato, la anorexia o el rechazo social. Mujeres que aman con pasiones silenciosas o desbordadas, a dos o a tres bandas, a hombres o a otras mujeres. El amor no conoce de límites ni fronteras. Mujeres que matan sin mostrar arrepentimiento, asesinas frías movidas por la venganza o la locura. Mujeres que se liberan, que por fin sueltan amarras y navegan libres hacia su nuevo destino, alejándose de todo aquello que las oprime, que no les permite ser ellas mismas.
En los veinticuatro relatos que componen este libro, el lector descubrirá que las mujeres podemos ser como las piernas de una bailarina, lo suficientemente fuertes para soportar el peso de en cuerpo en constante movimiento y, a la vez, tan frágiles, tan sensibles  al dolor y a las lesiones."

No hay comentarios: