lunes, 17 de agosto de 2009

La cosa más dulce

Carlos avanzó por el patio. Bajo la palmera centenaria esperaba Celia, abstraída en la contemplación de una hormiga moribunda.
- ¿De verdad quieres hacerlo?
- ¿Has traído la moneda?
Carlos abrió la mano mostrando su dorado tesoro.

- Pero tiene que ser un verdadero beso de amor, en la boca – apostilló Carlos

Celia hizo un mohín frunciendo sus pequeños labios frambuesa. Miró golosa a la moneda y asintió. Sin más dilación depositó un beso fugaz en los labios del niño, arrancó la moneda de su mano y salió corriendo.

Carlos permaneció impasible por unos momentos, después se relamió repetidas veces. Mojaba sus labios con ansiedad, estuvo un rato así. Después con una mirada de furia en los ojos se dirigió hasta la clase, había terminado el recreo.

Cuando llegó su madre a recogerlo, Carlos la miró con rencor y le dijo:

- Eres una mentirosa.

La madre observó asombrada a su pequeño retoño de cinco años.

- Me dijiste que la cosa más dulce que jamás probaría sería un beso de amor. Y es mentira, no sabe a nada, ¡a nada!. Dulce la moneda de chocolate que le he dado a Celia para que me besara.

(Relato publicado por Grupo Buho, en el libro del III Certamen de Microrrelatos, año 2006)

6 comentarios:

reinadesava dijo...

preciossssiiiisimo...

Ro dijo...

Pero...
Cuántas veces es una misma, la que le da "sabor" a esos besos que en si mismos no tienen el dulce sabor del amor.
¿Cuándo dejamos de ser esos sabios niños? esos que llaman a cada cosa por su nombre; para convertirnos en adultos llenos de conceptos formando “realidades” falsas...
Me ha encantado el relato, y confirmo que los niños son una fuente de inspiración, ¡me encantan!

Gracias Felisa, abrazos

Ro

KUBAN dijo...

¿En qué momento se pierde esa inocencia? Excelente relato. Gracias

J.E. Alamo dijo...

Dulce es el chocolate...Muy cierto. Y el relato también lo es. ;-)

fonsilleda dijo...

Es anterior a mi entrada en GB por eso no conocía este delicioso micro-cuento.
Gracias por retomarlo, ha valido la pena.
Y, gracias también por el consejo, como no he leído el libro, ya queda anotado para la próxima compra que no tardará.
Bicos agradecidos siempre.

Héctor dijo...

Hola felisa,
Te devuelvo la visita que me hiciste al blog, y tengo que decirte que me tienen enganchado tus textos, son muy hermosos y divertidos.

Un abrazo