viernes, 14 de agosto de 2009

En mi huerta...

En mi huerta hay de todo, como en botica. Al caer la tarde los olores despiertan, adquieren cuerpo, se pasean insolentes por el campo, adueñándose de los sentidos. La tierra mojada, agradecida a la mano del hombre, se ablanda a mi paso y los árboles extienden sus ramas ofreciendo sus frutos.


En mi huerta el tiempo pasa más despacio cuando la luna se baña en la piscina y las ranas juegan al monopoly, digo yo que será a eso a lo que juegan, porque lían tanto jaleo como mis niños enzarzados en una partida.
En mi huerta vive la dicotomía, en forma de membrillo y peral que nacen en un mismo tronco, para luego diverger en tan distintas frutas. Ingertos que transforman la vida.






En mi huerta la viña de mi marido es la niña mimada, no le falta ni red para que no le piquen los mosquitos, ni los pájaros devoren las uvas. El otro día sorprendí a una avispa tratando de colarse, al final lo consiguió, pero creo que aún no ha encontrado la salida. A veces, a los humanos nos pasa algo parecido, cuando conseguimos lo que deseamos no sabemos como librarnos de ello.




En mi huerta los niños se ensucian, juegan con la tierra, van descalzos y me recuerdan a mí misma cuando correteaba por las calles de Noguerones, mi pueblo. Entonces ver un coche era pura anécdota.




Mi huerta existe gracias a las personas que la cuidan, mis hermanos y mi marido, yo sólo soy una mera espectadora (y consumidora) y aún así me atrevo a llamarla "mi huerta". Gracias, hombres míos. Para vosotros es esta rosa , espero que el llorón no se ponga celoso, por robarle su flor.



14 comentarios:

MarianGardi dijo...

Es buenisimo y sano tener una huerta.
Hace años tuve una y disfrutaba recoger los calabacines y tomates los pepinos para ensalada, y cebollas y pataatas, que hermoso, el trabajo no te das cuenta si lo estas gozando. Me encantan las huertas, soy de pueblo y comer del arbol es un verdadero placer, esos higos de la higuera, esas ciruelas.
Mis arboles en Granada este año me han dado ciruelas y cerezas, tengo otros arbolitos como naranjo y limonero pero un año se helaron y estan pequeños, me gustaria poner un granado, y un almendro.
Besos Felisa

Pablo Rodriguez Prieto dijo...

Para quienes hemos disfrutado vivir cerca de una huerta, es agradable revivir recuerdos en el relato evocado por ti.
Te felicito por la dicha que tienes.
Saludos
Pablo

pais magico dijo...

Enhorabuena, eso es vida...
una manera muy buena de poder desconectar de la vida diaria,
seguro que tienes una buena cosecha..
feliz fin de semana.
Un saludo

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

YA he podido ver de cerca la huerta de la que habla tanto tu marido,
Un saludo,
Juanma

Manuel de Mágina dijo...

Enhorabuena por esas fotografías y por esa huerta. Yo, todo mi ser, sale de una parecida, desde el principio de mi tiempo. Ya veo cómo la disfrutas. No sabemos bien lo que debemos a la huerta.

Saludos.

P.D.: Sigue en pie mi ofrecimiento.

KUBAN dijo...

¡Cómo envidio esa huerta! ¡Como me gustaría pasar en ella una primavera y respirar la savia verde de la floresta! GRACIAS por esta entrada.

Maribel dijo...

Hermosa huerta, seguro que los que se ocupan de cuidarla también la disfrutan.
Por cierto, he vuelto de tu tierra, concretamente de Cazorla y alrededores, y me he acordado mucho de ti y de tu libro, he visto los mares de olivos y he probado algunos platos típicos de la gastronomía jienense. Ha sido todo un descubrimiento. Un abrazo.

reinadesava dijo...

que lindo, me encanta esto que dices: y aún así me atrevo a llamarla mi huerta... sí, es tuya porque la llevas dentrito, mi niña...

Curro dijo...

Ei hola! He leido tu libro "La asesina de los ojos bondadosos"...me lo ha dejado mi tia Charo Contreras, amiga tuya. La verdad es que me enganchó y en un día ya estaba leido,jeje! Hay que ver la Severina..!!

Saludos!!

José Miguel Vilar-Bou dijo...

Te cambio estos rascacielos por esa huerta.

Flizz dijo...

Es precioso!

Tu huerta. Tu hermoso Alcaudete, estampas bucólicas, fuentes de inspiración. Sería más que recomendable perderse entre sus callejas y respirar su entorno… Al igual que navegar entre tu mar de letras. Invita al paseo por la huerta (hasta puedo sentir los aromas) “… los olores despiertan, adquieren cuerpo, se pasean insolentes por el campo, adueñándose de los sentidos…” Y como decir que por un instante , me asaltan recuerdo de la infancia, cuando hace tiempo éramos niños y sólo nos preocupaba jugar, sin otra obligación que ésa; la de ser niños. “En mi huerta los niños se ensucian, juegan con la tierra, van descalzos y me recuerdan a mí misma cuando correteaba por las calles de Noguerones, mi pueblo…”

Bueno, te invito a un café y a 17 sílabas que lo acompañan.

(El sauce y la rosa)

sauce llorón
busca su rosa hermosa
está en un jarro?

LA ESFERA CULTURAL dijo...

Solo puedo decir que estoy envidioso

Ana Márquez dijo...

Estás guapísima en esa foto. Bonita tu huerta, ojalá yo tuviera una para ir allí a inspirarme :-)

Un abrazo

chenmeinv0 dijo...

celine outlet
coach purses
ray ban sunglasses outlet
christian louboutin heels
pandora rings
cheap vans shoes
coach bags
oakley sunglasses
coach factory outlet
jordan shoes
20172.22chenjinyan