jueves, 6 de agosto de 2009

Cómo se escribe una novela by Almudena Grandes


Como os comentaba en el post anterior tuve la suerte de asistir a una conferencia de Almudena Grandes sobre como se escribe una novela. Cuando la vi de cerca me pareció más guapa y delgada que en las fotos o en las imágenes de televisión. Su voz si es fuerte, potente, reflejo de una personalidad que se me antojó avasalladora.
Cuando empezó a hablar nos dejó a todos con la boca abierta, si hubiera estado sentada habría tomado notas, pues me pareció una lección magistral, bien estructurada, con contenido pero sin faltar las anécdotas divertidas, pero como os comenté en mi anterior post, estábamos más de doscientas personas, muchos sin asiento, como yo.
En esto de la literatura cada maestrillo tiene su librillo, pero es interesante escuchar a escritores consagrados, que libro tras libro consiguen vender y tener lectores fieles (ella presumió de tener el público más incondicional). Ya han pasado varias semanas, así que voy a estrujarme la memoria a ver qué consigo recordar. Una de las cosas que me llamó la atención fue la seguridad con la que exponía su forma de trabajar, la confianza que tiene en su método de escritura. Yo siempre ando confusa, de aquí para allá, experimentando. Supongo que esa seguridad la dan las tablas.
Empezó diciendo que todos sus novelas han nacido de una imagen. Una imagen que normalmente le sugería el inicio del libro. A partir de ahí, empieza a desarrollar la historia en un cuaderno que compra expresamente para esa novela. En esa libreta, a mano, escribe el argumento y la estructura de la novela, llegando a detallar hasta el contenido y el número de páginas de cada capítulo. Dedicó bastante tiempo a destacar la importancia de la estructura, frente a la belleza del lenguaje o el interés de la historia, sin desmerecer éstos. Una novela con una estructura inadecuada no consigue satisfacer al lector, deja un mal sabor de boca.
Una vez iniciado el proceso de escritura de los capítulos avanza hacia adelante, sin saltos atrás. A ver si consigo explicarlo, ella nos comentó que si estaba escribiendo un párrafo y no le salía la palabra se detenía hasta encontrarla, no seguía hacia adelante para luego volver a revisar. A mí esto me parece complicado, prefiero escribir del tirón y luego volver página para revisar.

Contó muchas cosas más, pero sobre todo transmitió la idea de que el escritor profesional es un trabajador más, sólo que enamorado de su trabajo. Escribe más de seis horas al día, de lunes a domingo, incluso en vacaciones, aunque confesó que en esta época rebaja el horario a dos o tres horas. Me gustó su seriedad, su vocación, su amor a la lectura, su pasión por escribir. En fin, una tarde muy bien aprovechada.

11 comentarios:

Ana Márquez dijo...

Yo también sigo adelante cuando me encasquillo :-) y luego vuelvo a repasar, y suele venirme la palabra que no encontraba. Si te quedas parada en una frase hasta que encuentras la palabra, corres el peligro de olvidar lo que querías decir después.

En fin, lejos de mi intención enmendarle la plana a Almudena Grandes, pero cada cual tiene sus métodos, como bien dices :-) Gracias por tan interesante artículo. Besos

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Interesante ver cómo otros escritores se manejan en este mundillo. Da envidia la organización que llevan algunos. La idea de la libreta me ha gustado, creo que la voy a adoptar.

Lo de la palabra estoy de acuerdo con Ana Márquez, pero hay que tener en cuenta que esta mujer está tan organizada con sus esquemitas en la carpeta-libreta (de verdad que me ha gustado esta idea) que poco se le olvidará...

Saludos,
Juanma

Maribel dijo...

Buenos apuntes, Felisa. Yo también pienso que una buena estructura es fundamental para comenzar a escribir una novela (aunque no lo cumplo muy a rajatabla). Lo que me deprime es lo de las seis horas diarias escribiendo, ¿qué me pasa?, no estoy escribiendo nada y tiempo tengo, pero ganas ningunas. ¿Esto es normal?
Ah, y las fotos son muy puñeteras, todas estamos más guapas y delgadas al natural, jejeje.
Besos.

reinadesava dijo...

gracias felisa por tus apuntes... ahora estoy escribiendo una novela y si estoy de acuerdo en algo es en que hay que escribir todos los días... luego lo demás es muy interesante también pero sobre todo esto.
milgracias

Markos dijo...

Me ha parecido estupendo lo que has transmitido de la conferencia.
Yo también creo que cada maestrillo tiene su librillo, pero que algunas cosas del proceso creativo coincidan con las de auténticos profesionales me agrada.
salu2

Alosia dijo...

¡Que suerte has tenido por asistir a esta charla de Almudena Grandes!
Gracias por ser tan amable de compartirlo.
Yo no aspiro a escribir un libro, aunque desde muy niña he escrito cosas...De algunas de ellas me he avergonzado, pero de otras, como me ha salido lo que queria expresar, me han satisfecho.

Tengo dos hijos,
he plantado arboles,
Y si escribiese un libro seria estupendo.Esta claro que no por cumplir con algo impuesto o por razones fechicistas, sino porque eso significaria que he tenido
el suficiente impulso,
el necesario tiempo,
la imprescindible soltura para escribir,
y el coraje de terminarlo...
¡casi nada!

¡Ah! que te escribia para decirte que me han encantado los relatos del reloj detenido, el dulce beso, el del libro (¡no me imaginaba el desenlace!)...
Saludos .Alosia

XoseAntón dijo...

No era una escritora de mis favoritas, pero, también he tenido la suerte de asistir a una de sus conferencias y me deslumbró. Da gusto ver como maneja sus neuronas. Me gustó, mucho más como oradora, es cierto que arrolla con su personalidad, pero es un auténtico placer disfrutarla en vivo.

Bikiños

Sundance dijo...

Cómo me hubiese gustado verla en vivo!
Para mí es una de las grandes en el género.

Me imagino lo que tienes que haber disfrutado!

Besotes!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Hoy me aconsejaron una novela suya que no me habia leído... así que esa cae fijo!

Saludos

Felisa Moreno dijo...

Gracias por vuestros comentarios, os aconsejo que si teneis posibilidad de asistir a alguna de sus conferencias no lo dejeis, Almudena no os defraudará, creo que XoseAntón está de acuerdo conmigo.

Besos

Lola Mariné dijo...

Un articulo muy interesante, máxime cuando viene de alguien que tiene un gran vagaje profesional como Almudena.
Como bien dices, cada maestrillo tiene su librillo, pero siempre es bueno conocer como lo hacen los demás.
Lo de escribir todos los dias me parece imprescindible; seis horas diarias me parece una barbaridad, jajaja, aunque supongo que cuando un@ es escritor/a profesional es como una jornada de trabajo normal.
Yo también tomo notas en una libreta y vuelvo atrás cuando lo creo necesario.
Saludos.