jueves, 6 de mayo de 2010

Los pelícanos ven el norte, Pablo de Aguilar


Hoy quiero compartir con vosotros un libro que ha conseguido sorprenderme, atraparme, conmoverme... Algo que no han logrado las novelas que he leído últimamente, algunas de ellas top ventas y/o de escritores muy reconocidos.
En este caso se trata de uno de nosotros, compañero de blogs, de taller, de ilusiones. Siempre gusta la buena literatura pero si además es de alguien tan cercano, es un verdadero placer degustarla.

La historia de Hércules, el protagonista de la novela, engancha, está bien llevada, tiene consistencia; y además está bien escrita. No es fácil encontrar una novela que reúna las dos cosas. A veces parece que el interés del argumento está reñido con la calidad literaria. Se me ocurre pensar en Los hombres que no amaban a las mujeres, la historia consigue enganchar, los personajes (sobre todo el de Lisbeth) están bien dibujados, pero poco más.

No dudéis, podéis conseguir el libro con la revista Qué leer de este mes, en cualquier quiosco o librería.

El premio:

El jurado del III Premio Volkswagen Qué Leer compuesto por Ángela Becerra, Enrique Murillo, Alberto García y Toni Iturbe, reunido en Barcelona a finales de marzo de 2010, ha acordado que la novela ganadora de esta edición es “Los pelícanos ven el Norte”, que corresponde al autor Pablo de Aguilar González. La novela narra las peripecias de un hombre llamado Hércules, que pese a su heroico nombre es una persona más bien desorientada y agobiada por sus fobias, que se va a Estados Unidos para cruzar el país en coche en busca de un amor de adolescencia que cree que va a convertirse en ese norte que perdió muchos años atrás, o que realmente nunca llegó a encontrar. Viaje, humor, amor, aventuras y desventuras se agitan en esta historia agridulce que discurre entre carreteras, persecuciones y recuerdos.
El autor:

Vi la luz un domingo de hace 46 años, en la llanura de Albacete. Quizá, por eso, me gusten tan poco los lunes y las cuestas.
Llegué a un piso del barrio de Vistabella hará unos 26 años para hacerme informático. Y me convertí en murciano consorte hace 14. Supongo que por quedar bien con todos, mi hijo nació en Albacete y mi hija en Murcia. Para la literatura (obsérvese la minúscula), aparecí en el mundo hará unos 5 años, en Molina de Segura.
Con todo esto, me siento albaceteño, murciano y molinense.
Soy un autor tardío porque -como dice un amigo- seguramente, a los veintitantos, tendría mejores cosas que hacer que pasar horas a solas con mi monitor. Por el tiempo que llevo escribiendo, se puede decir que estoy a punto de licenciarme: o sea, que, ahora, empiezo a atesorar algunos conocimientos y me queda todo por aprender.

Cuando empezaron a enseñarme lenguajes de programación, me dijeron que uno de los mejores modos de aprender consistía en leer programas ya escritos. Es curioso cómo la informática coincide con la literatura en este punto. Creo que para alguien que quiere escribir, es indispensable leer. A mí, por suerte, me gusta más lo segundo que lo primero. Siempre he pensado que con el talento se nace; pero, como informático, sé que la técnica se aprende. Consciente, pues, de que el talento es el que es y que no podré mejorarlo, me interesa bastante todo lo que tenga que ver con la técnica de la narración. Intento leer sobre ello y quedarme con lo que sea capaz de todos los que puedan enseñarme algo. Y, por eso, agradezco a todos los que han sido tan amables de, bien por sus conversaciones, bien por talleres, bien por sus textos, compartir sus conocimientos conmigo (La Molineta Literaria, Ramón Alcaraz, Ana María Tomás, Andrés Neuman, Rubén Castillo, Chuck Palahniuk, Stephen King, y un largo etcétera) . Éste y todos mis relatos poseen algo de ellos.
He ganado algunos premios y he quedado más veces finalista. No voy a aburrir con una (no tan larga) relación de todos porque creo que sólo le interesarían a mi madre y a mi ego; y no sería conveniente que cualquiera de ellos engordara en exceso.
Para terminar, una frase de Camilo José Cela: "En ocasiones pienso que el premio de quienes escribimos duerme, tímido y virginal, en el confuso corazón del lector más lejano.". Estoy básicamente de acuerdo con ella pero... ¡qué demonios! a él seguro que no le importó ganar el Nobel.

11 comentarios:

Rosi(Lucía) dijo...

Me encanta como compañeros de letras ven sus sueños cumplidos, buscaré tu libro claro que sí, y lo leeré con sumo gusto. Me ha gustado mucho tu presentación en " sociedad" y de Felisa que quieres que diga, ¿que es un angel? pues lo digo... me encanta como escribe tambien y tengo la gran suerte de compartir con ella editorial. Un beso a los dos.

Maribel dijo...

Por supuesto que voy a hacerme con esa revista y con la novela. Leí la noticia en Canal Literatura y me hizo muchísima ilusión que uno de nosotros, como bien dices, consiguiera este reconocimiento literario, además muy merecido según comentas. Gracias por informar.
Un abrazo.

Maribel dijo...

Felisa, lo he preguntado en una librería y me han dicho que tienen la revista pero el libro no. ¿Tú lo has tenido que pedir aparte?
Gracias.

yolandasaenzdetejada dijo...

gracias felisa, eres un regalo con tus recomendaciones. La intento conseguir. Que envidia, cuanto lees...

Pablo dijo...

Mil gracias, Felisa. Efectivamente, me ha encantado :)

MAR SOLANA dijo...

Ya casi lo estoy terminando y estoy deseando ver cómo termina.

Es divertida y te engancha desde el primer párrafo.

Tienes toda la razón Felisa, esta novela tiene una simbiosis perfecta entre forma y fondo; bien escrita y argumento con chicha :)

¡Y encima es de un compi del Taller!

Muy recomendable, of course.

Un abrazo.

HPR dijo...

Me dieron esta estupenda novela gratis en el Pso. de Gracia de BCN el día de Sant Jordi y la verdad es que estuve a punto de no cogerla por el agobio que llevaba.
Al final me la leí y la verdad es que me gustó mucho y sobre todo me emocionó.
Muy original, muy bien narrada y sobre todo emocionante.

Gonzalo L. Torres dijo...

Hola a todos, me alegra saber que os ha gustado la novela de Pablo de Aguilar. Antes que nada me presento, soy Gonzalo L. Torres, editor responsable de InÉditor, editorial que acaba de publicar la primera novela de Pablo de Aguilar, titulada Intersecciones. Curiosamente presentamos esta novela la misma semana en la que le comunicaron a Pablo el triunfo en el premio Que leer. Os invito a descubrirla y que sigais a este estupendo escritor que es Pablo de Aguilar. La novela podeis encontrarla sin problema pues está disponible en Casa del Libro, El Corte Ingles, FNAC, etc. En todo caso si necesitais alguna cosa, en nuestra web podeis encontrar más información www.ineditor.es.

SALUDOS

Anónimo dijo...

No me gustó "Los pelícanos ven el norte", la terminé por autodisciplina. No me dice nada, no me hizo pensar y pocas frases encuentro destacables. Previsible, fácil, soez y cursi al mismo tiempo, casi ególatra en su insufrible tono de redención y ese cierre círculo-infantil es lo peor de todo. Lo siento, la tiré al bidón azul del papel reciclado (mira por donde, del mismo color que el punto norteño de la alucinación) a ver si así le sacan más provecho a la versión en papel.

Juan De Pedro dijo...

Pues a mi me esta gustando mucho el libro. Me esta haciendo pensar mucho mas de lo que esperaba, y me encanta el significado que le da al "norte". Hoy miestras rodaba un poco por el monte, he estado pensando en mi norte, y esta ahi delante mio. Tan claro, tan cerca, tan sencillo. Ya sabia que era mi norte, pero nunca lo habia llamado norte.
Seguire leyendote Felisa...

chenmeinv0 dijo...

celine outlet
coach purses
ray ban sunglasses outlet
christian louboutin heels
pandora rings
cheap vans shoes
coach bags
oakley sunglasses
coach factory outlet
jordan shoes
20172.22chenjinyan