martes, 21 de junio de 2011

¡Ya es verano!


¿A que apetece darse un chapuzón? Dicen que el fin de semana viene calentito, al menos por Andalucía. Os dejo un micro refrescante, inspirado en unas palabras de Saramago.
 
Un hombre está sentado a la orilla de un río pescando. ¿Quién está pescando a quién? ¿El hombre al pez o el pez al hombre? (José Saramago)


El barbo miraba atentamente al pescador, mientras, sus bigotes se mecían acunados por la corriente. Por sus ojos saltones de pez de río pasaron con nostalgia otras primaveras, cuando el afluente crecía sin medida, y la corriente se volvía brava; en contraste, los veranos secaban el cauce, dejando apenas unas charcas sucias.

Desde que hicieron la presa, la vida en el río no era la misma, se acabaron las emociones fuertes, la lucha por sobrevivir. Un día descubrió el placer de la pesca, atrapar un buen cebo y no morir en el intento, solo era cuestión de acertar con el pescador y elegir aquel que siempre te devuelve al agua.

6 comentarios:

Dorotea dijo...

Hola, pescadora de palabras:

No las devuelvas al limbo sino atrápalas bien atrapadas con red o caña, bolígrafo o teclado.
Hace mucho que no he leído un micro tan bueno y entretenido. Enhorabuena una vez más, Felisa.
Un beso.

Pepe Cabrera dijo...

Somos muchos como el pez que intentamos elegir a pescadores. Es todo un riesgo y la intuición es importante. Felicidades Felisa
Muy bueno el micro.
Me gustaría visitaras mi modesto blog, mis relatos son más corrientes pero me gustaría tu opinión:
gotitasygranitos.blogspot.com

Magnus Ingaldsen dijo...

Me encanta la pesca, pero lo siento, sólo devuelvo peces al agua si no son comestibles. Una buena fritura de pescado al final de un día de verano... mmmmmmm

Felisa Moreno dijo...

Hola, Dorotea, qué alegría verte por aquí. Gracias por tus palabras. A ver cuando apareces otra vez por mi pueblo, aunque sea sin avisar, como la última vez.

Felisa Moreno dijo...

Hola, Pepe, he visitado tu blog y he intentado dejarte un comentario, pero no me ha dejado, te lo digo por aquí, muy buenos tus micros. Un abrazo.

Felisa Moreno dijo...

Vaya, Magnus, los peces tienen que tener cuidado contigo. Y los libros, veo que los devoras, según las entradas de tu blog. Un abrazo.