sábado, 23 de agosto de 2008

De seda

De seda las manos que me tocan
Librando batallas perdidas
En mi cuerpo desatado,
Sutiles y armoniosas,
Desconocidas.

De seda los ojos que me miran
Dibujando caricias inesperadas
En mi vientre atrapadas
Silenciosas y calmas,
Atrevidas.

De seda la voz que me susurra
Liberando mis sentidos,
En mi boca detenida
Húmeda y cálida,
Enfebrecida.

4 comentarios:

Felisa Moreno dijo...

Poema incluido en el libro "Poemas para un minuto II", de la editorial Hipálage.

http://www.hipalage.com/

juan ballester dijo...

Precioso poema, lleno de musicalidad, colorido y sensualidad.

Felisa Moreno dijo...

Gracia Juan, es todo un halago viniendo de un poeta.

fonsilleda dijo...

Sensual poema capaz de trasmitir sin esfuerzo alguno, sensaciones conocidas y, quizá, añoradas.