martes, 15 de junio de 2010

Irene, mi concertista favorita.

Hoy era el gran día para ella, termina el primer curso en el conservatorio y, junto a sus compañeros, va a dar un pequeño concierto.

Unos minutos antes de empezar, los nervios se reflejan en su cara, trata de sonreir, pero no le sale, al final la cámara capta esta expresión seria, de preocupación.




Un momento del concierto, a duo con su compañera de curso.



Ya ha pasado todo, hasta a mí se me han quitado los nervios, que ya es decir, lo he pasado peor que en la entrevista de la tele.



El rostro feliz de una niña que ha cumplido su misión, salir a un escenario, ponerse delante de un auditorio y hacer música. Junto a ella Juanma, su hermano, que no sabe que cara poner.







3 comentarios:

Jasonia dijo...

Cayendosete la baba te veo...no me extraña, ¡que orgullosa debes estar!

Un beso para los tres.

Ardilla Roja dijo...

Menuda madraza estás hecha, Felisa. Como debe ser, por supuesto.

Un beso

mar dijo...

Hola Felisa
Felicidades a la artista y a la madre de la artista.
Un beso de Mar