viernes, 12 de junio de 2009

Una noche en urgencias


Mi madre sufrió un infarto el miércoles. Entramos en urgencias del hospital de Jaén a las 13,30, de inmediato le dieron cama en el hospital de día. Estoy segura que los médicos y enfermeras le prestaron toda la atención necesaria y que gracias a ellos mi madre sigue viva, de eso no me cabe ninguna duda.

Sin embargo, hay cosas que te dejan pasmada, que te hacen sentirte como un trapo, como un ser indefenso e inútil, más que como un ciudadano con ciertos derechos. Hay aspectos que dejan mucho que desear en las urgencias del hospital de Jaén, y que creo que podrían solucionarse sin demasiados trastornos, ni una excesiva inversión.

Por ejemplo, la información, los familiares no recibimos ninguna comunicación sobre el estado de la paciente desde las ocho de la tarde del miércoles hasta las nueve de la mañana del jueves. Ninguna comunicación “oficial”, porque yo me pasé la noche mendigando por los pasillos, asaltando a cualquier persona con uniforme, creo que le pregunté hasta a las chicas de la limpieza. Así conseguí enterarme de que a mi madre le estaban haciendo pruebas periódicas, así supe que era un infarto y no una angina de pecho como nos dijeron al entrar al hospital, así me enteré que la estaba visitando un médico de la UCI, es decir, que su estado era grave. Y yo sola, mis hermanos se habían marchado porque pensamos que la situación estaba controlada y que no había peligro para su vida.

Es increíble que cosas así ocurran, y que además, algún médico tenga la desfachatez de decirte que no pueden estar informando cada media hora, cuando pasaron más de doce horas entre una comunicación y otra. Entiendo que lo principal son los enfermos, pero los familiares también tenemos derecho a estar informados y a saber lo que está pasando tras unas puertas donde no tenemos acceso (por cierto, yo me colé un par de veces, necesitaba ver a mi madre, así que no me importó que me luego me echaran a cajas destempladas).

Otro aspecto, la sala de espera, compartida con las personas que acuden a urgencias, sillas de plástico duras e incómodas, ruido, frío (según los celadores no se podía apagar el aire acondicionado), muy alejada del sitio donde se encontraban nuestros enfermos. Ancianas sentadas durante más de doce horas, sin tener donde apoyar los brazos o la cabeza, esperando alguna información sobre su marido, que nunca llegaba. ¿No sería posible habilitar una sala de espera para los familiares de los enfermos ingresados en el hospital de día?

Yo no suelo ser una persona quejica, trato de ponerme en el lugar de las personas que están trabajando por nuestra salud, pero hay cosas que me dejan pasmada, la falta de sensibilidad, de tacto, de interés por los usuarios, que a fin de cuentas, somos los que pagamos la factura de la sanidad.

Por supuesto que no todo el mundo es igual, en este sentido tengo que decir que el jueves, cuando cambió el turno, nos informaron con detalle del estado de mi madre, y del protocolo que se iba a seguir a partir de aquel momento. Eso demuestra que no es tan complicado ser amable, que apenas unos minutos, unas palabras pueden ser suficientes para calmar a un familiar preocupado, que teme perder a un ser querido y que no merece ser tratado como un estorbo, como algo que sobra, que entorpece la labor facultativa.

Supongo que mis palabras servirán de poco, pero al menos me he desahogado.

14 comentarios:

milagros dijo...

Al menos te has desahogado. Es horrible sentirse en esa situación de impotencia, desamparo. Yo también la he vivido. Da la impresión que los demás no entienden que es tu madre y quieres estar informada.
En cuanto a la incomodidad de las salas de espera de urgencias, por lo que veo son todas lo mismo: una vergüenza.
De todos modos lo que cuenta es que tu madre está mejor.
Ánimo,

Mercedes dijo...

Ánimo, Felisa.
Un abrazo

TitoCarlos dijo...

No es por consolarte pero en Madrid, capital del reino, sucede lo mismo. Durante la noche y fines de semana hay menos personal que en el resto del tiempo. Obviamente no es culpa de médicos y enfermeros (me consta en la mayoría de los casos)sino de una falta de organización que hoy en día es posible.
Un sistema informatizado fácil, puede hacer que se esté permanentemente informado del estado, actuaciones o resultados de análisis y pruebas. El problema es económico, que es lo más grave.
Siempre me han dicho que un problema que se resuelve con dinero no es problema. Es triste.
Toda mi solidaridad contigo; te entiendo perfectamente, ya que lo he sufrido y es deplorable.
Un besazo,

MarianGardi dijo...

Es increible Felisa, lo abandonados que estamos en cuestiòn de enfermedad junt a las familias.
Haces muy bien en denunciarlo publicamente, utiliza el periodico si es necesario de Jaen, para que se entere el alcalde y la Junta de Andalucia y a quien le pertenezca tomar medidas.
Me da una rabia, estos abandonos.
Un abrazo y levanta la voz que mas de uno te seguiremos.

Victoria dijo...

¡Si vieras la grillera que tenemos en Córdoba por sala de espera! Ojala todo quede en un susto y tu madre se mejore. Un saludo.

mar dijo...

Me alegro de que tu madre vaya mejorando que es lo importante, en cuanto a la atención que dan en los hospitales a los familiares de los pacientes imagino que es cuestión del personal que esté de turno, yo hasta ahora he tenido mucha suerte porque ha pesar de que me han tocado temas muy duros en el hospital de mi provincia siempre he recibido una gran información y un trato más que correcto, claro que ha habido alguna excepción pero por suerte ha sido eso, una excepción.
Lo de la sala de espera parece ser que es la misma en todos los hospitales y además de la incomodidad de ella hay que añadir la saturación que en muchos casos hace que haya que pasar horas de pie por falta de asientos aunque en compensación siempre he podido pasar a ver unos minutos al enfermo cada cierto tiempo y he estado informada de cada prueba que le hacian en el momento.
Que todo os vaya bien.
Un beso de Mar

Annick dijo...

Me alegro de que tu madre este mejor , que es lo que importa.
Los momentos de espera para los familiares son angustosios ;y no siempre nos damos cuenta que los profesionales tienen prioridades con los enfermos .
Es un infierno no saber nada tanto tiempo !
Espero que tu madre evolucione bien y que tu estes mas tranquila.

Abrazos desde Malaga.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Espero que tu madre vaya mejorando,
un beso,
Juanma

Anónimo dijo...

Yo creo que nunca os planteais la situación en todo su contexto y logicamente sois muy subjetivos

J.E. Alamo dijo...

No, anónimo, no es subjetividad. Hay un hecho claro en la mayoría de hospitales que conozco (y conozco unos cuantos, lemantablemente). Urgencias es tal cual lo describe Felisa y la actitud hacia los que esperan, también. Comprendo que el personal sanitario ha de "aislarse" emocionalemte o no serían capaces de hacer su trabajo, pero en ocasiones (demasiadas) llegan muy lejos en ese afán y la impotencia y desinformación alcanzan cotas excesivas.
Ánimo Felisa.

Gary Rivera dijo...

La catarsis es buena, yo pase por esa misma situacion, aunque creo que fue mas facil para mi soportar ese horrible momento.

Cuando un paciente sufre un paro cardiaco, no hay estabilidad alguna y la situacion puede cambiar de un momento a otro, es decir un momento esta estable y luego no, por eso requiere cuidados intensivos. La agonia nuestra de querer saber que es lo que pasa con nuestro familiar es una tortura, pero la mayoria de las veces el personal medico no te puede informar sobre algo que es tan cambiante como las mareas. Si lo se, es horrible que lo diga y mas aun cuando yo mismo pase por esa horrible experiencia.

Esta es una lucha que solo tu madre puede luchar, por ahora todos ustedes son meros veedores, el personal medico ayudara mucho, su tarea (aunque suene horrible) es tratar de mantener la calma y la serenidad.

Un gran abrazo, deseo de todo corazon que tu mami mejore pronto!!

Manuel dijo...

He llegado a tu blog de casualidad, a traves saltos de enlaces y me ha llamado la atencion tu apunte sobre tu madre. En primer lugar alegrarme por su mejoria clinica y su recuperacion. En cuanto al tema de la informacion miralo desde este punto de vista, si ingresa a las 13.30 y la ultima informacion que se te da es a las 20 horas, quiere decir que su estado a lo largo de la tarde se habia estabilizado y no se preveia camios o actuaciones hasta el dia siguiente, ¿es asi? por lo que el tiempo, a veces critico, se deriva a la atencion/informacion de otros pacientes cuyo estado pueda variar en el trascurso de las horas. Eso sin embarga no es excusa para que la informacion sea veraz y fluida, se dispone de mecanismos para hacer llegar esos fallos a traves de la oficina del paciente del propio hospital, no entendiendose como queja o demanda sino como cometario con vistas a mejorar el servicio.
Sin embargo al final lo que cuenta en una UCI no es la incomodidad del familiar sino el resultado en el paciente.
Te repito mi alegria por su recuperacion y ahora...... no bajar la guardia

Anónimo dijo...

Ponte en el contexto de que un médico en urgencias puede llevar una observacíon de 15-20 pacientes, yo en mis guardias de fin de semana llevo una obsevación de 30 pacientes, su madre estaba en observacion de urgencias por lo que se lee y el facultativo de la UCI bajaría a valorarla, no todos los pacientes que acaban en la UCI estan graves, las anginas de pecho e infartos acaban alli porque necesitan de una monitorización y de una observacion más meticulosa que la que le puede dar un médico de urgencias que lleve 30 enfermos el sólo,si todo va bien simplemente está alli porque las posibles complicaciones de darse son graves pero pueden darse o no. Supongo que el médico de Observación y el intensivista después de valorar a la paciente la informarían pues eso es lo habitual... como también es habitual que sólo se informe cuando hay un cambio importante en la situación del paciente y no cada hora o cada 2 o cada 3. Imaginate si llevas 15 o 20 pacientes y tienes que informar a cada rato a todos los familiares cuando informaras al familiar de la cama 20 ya habria pasado una hora y media o 2 de las cuales ni un sólo minuto lo has pasado con los pacientes luego que hacemos por informar desatendemos los pacientes....(sin contar que esas 20 camas no son fijas, es decir en una guardia de 24h han podido pasar por esas camas el doble o el triple de pacientes, pues cuando un paciente sube a la planta ya hay obros en las consultas o en los sillones esperando para entrar....)Otra cosa es que lleves 2,3 ó 4 camas pero claro eso sería el mundo feliz y estamos en el real.-.....Ese es el contexto que tu no ves tu sólo ves que es tu madre y que quieres saber de ella y que sólo ves a medicos y a medicas dando batazos para aqui o para allá pero sabías cuantos pacientes además de tu madre llevaba su médico y cuanto de ellos estaban igual de graves o más que tu madre??? ¿debe dedicarle el médico tiempo a esos otros pacientes? o sólo se dedica a tí y a tu madre....
Si quieres que esto cambie habla de la desfachatez de los politicos que os venden la moto para que los voteis y luego cuando venis a la cruda realidad somos notros los que tenemos que bajaros de la nube....Vota a un partido que ponga un médico en observación por cada 3 ó 4 pacientes y verás como te informan....

No es lo mismo torear que ver los toros desde la barrera...

Markos dijo...

Por desgracia todos en mayor o menor medida hemos tenido que deambular por pasillos de hospitales, tensos como animales encerrados, ansiosos por noticias y al mismo tiempo temerosos de las mismas.
Espero que tu madre se vaya reponiendo.
Sobre la falta de consideración hacia familiares de enfermos y las instalaciones de hospitales públicos habría mucho que hablar.
Ánimo.