jueves, 16 de julio de 2009

Hasta pronto


Ya sé que últimamente no me paso mucho por aquí, ni por los blogs amigos. Sería inútil tratar de dar una excusa, son muchas las causas que me alejan de mi página, quizás una de ellas sea la propia estación veraniega que invita a estar en la calle; no digo sentada en una silla tomando el fresco, como aún hace mucha gente en mi pueblo, pero sí paseando, tomando una cervecita fresquita o disfrutando del campo, allí con mis ranas cantoras.

Aún así procuro entrar de vez en cuando, pero la semana próxima estaré fuera, unos días de playa con mi familia, de ahí que haya pasado a despedirme. Me llevaré el portátil para retomar una de las dos novelas que tengo iniciadas. Ésta es de intriga, pero tranquilos, no es una secuela de La asesina de los ojos bondadosos, mi primera novelita que tantas satisfacciones me está dando.

En estos días he aprovechado para mandar mi novela juvenil a dos nuevos certámenes, aún no me he resignado a dejarla en dique seco (sólo la había presentado a otros dos). Y ocurrió algo curioso, me llamaron de la editorial donde la había enviado para confirmarme que la habían recibido, es la primera vez que me ocurre. Normalmente me tengo que conformar con confiar en la profesionalidad de correos.

Pues eso, que disfrutéis del verano, y para mis amigos-as escritores-as que sea muy productivo, que escriban mucho, ganen premios y publiquen todo, por pedir que no quede.


14 comentarios:

fonsilleda dijo...

Que disfrutes del verano con esos dos hijazos que tienes y con el resto de los tuyos.
Besazos
Aquí seguiremos
¡Ah! y suerte

Susana dijo...

¡Pásalo bien, guapísima!

Hasta la vuelta.

Besos

Maribel dijo...

Felices vacaciones, Felisa, la verdad es que la estación invita poco a sentarse ante el ordenador, hay que aprovecharla para disfrutar del aire libre. Que lo pases bien.

Un abrazo.

Ardilla Roja dijo...

Hola Felisa:

Yo te entiendo muy bien, no te preocupes.

Distruta del verano y descansa.

Un abrazo

Annick dijo...

Que disfrutes del verano ,; que bien merecido lo tienes.

Besos desde Malaga.

Marta Abelló (martikka) dijo...

Felices vacaciones. A disfrutar de la playa y de tus niños. Yo también me voy dentro de unos días.

¡Hasta la vuelta!

Teresa Cameselle. dijo...

Me parece un plan estupendo, playa y escritura, descanso y trabajo a la vez, pero del bueno, del que da muchas satisfacciones.
Yo haré lo mismo en agosto.
Un beso.

J.E. Alamo dijo...

Feliz verano y suerte con la novela

Ro dijo...

Sé que disfrutarás estos días y que tu mente de escritora encontrará en los detalles de lo cotidiano, la ocasión de transformarlos en historias que leeremos después transportados por tu narrativa. Y tal vez…en otoño, te diremos: ¡gracias Felisa por el viaje de verano!
Besos
Ro

milagros dijo...

Que pases unas felices vacaciones.
Un abrazo

Sundance dijo...

Pásadlo genial,
hasta tu vuelta!!!

Besos playeros!

José Miguel Vilar-Bou dijo...

Que lo disfrute usted.

L.N.J. dijo...

Hola Felisa, veo que te has tomado unas vacaciones, eso está bien. Hay que aprovechar la calle, a mí me encanta, - siempre fuí muy callejera-.

He venido tarde para hablarte de tu libro, siento llegar a estas horas, desde que te lo compré. Tenía varios entre manos y los acabé, y un día me dije, ahora toca el de Felisa y su asesina de los ojos bondadosos.....

.... A Severina le hubiera gustado leerlo, te lo aseguro. Esa bella descripción de su vida junto a su hermana Emilia, tan real como la vida misma; un duelo por seres ausentes, que no se pueden tener: hijos, que son los que más se quieren, pero a veces hay conductas inexplicables. Una ausencia de seres que ella hubiera querido tener como suyos, y sin embargo, no pudo ser. Pero muy inteligente el instinto de protección, que sin ser madre, desea protegerlos como si de su camada se tratara, al fin y al cabo, percebía la desfachatez de su hermana y la duda del porqué, esa infelicidad que le caracterizaba cuando lo tenía todo. O casi todo.
Me encanta el personaje de Paca, esta mujer es fantástica, hace de intermediaria en los personajes. Y cuando conoce a Raquel, decide ir en busca de su hija. Paca, es una mujer muy hermosa, tiene un papel enrriquecedor; donde junto con la periodista, juntas eligen un camino para solventar algunos detalles en su vida, que se rozan al conocerse aquella noche tan especial.
Claro que con la bebida, Paco aquí ayudó un poco, vaya plantón !ehhh!, la pobre se quedó con las ganas esa noche y a él lo dejaron colgado en la iglesia; quizás en ese momento puede más el rencor o la venganza sobre los sentimientos, que el propio deseo carnal. Bueno, pero este hombre es atrevido, decide ir a por ella ayudándola y con esa parte sensual, de juego que hay entre los dos. Esa atracción que nos dices con tus palabras, que están locos el uno por el otro.
Paco I, queda resuelto ( se dá cuenta que no lo desea ) en el momento que ella se aleja para descubrir la verdadera historia de una asesina, que enlaza con otra ya
vivida por su abuela. Otro asesinato grabado en la vida de una niña, con sus dudas y temores; hasta que su madre le dice la verdad.
El cura, la carta; la imprudencia y atrevimiento de Raquel al querer leerla, es fantástico como engancha la novela y decides saber más y más. Jacinto y Antonio, que casi los paso desapercibidos y ahí están, y es que quizás las mujeres armamos más revuelos que los hombres ( una broma Felisa ).
!Ay, dios!, qué me has recordado a mi pueblo en tu libro. Muchísimo, esas calles, las vecinas sentadas, los cotilleos, los amores, aventuras, secretos, paisajes....
Todo tan real Felisa, que casi me lo creo. También me fuí de mi pueblo muy joven, como Raquel por varios motivos y en busca de otra vida. La gente de pueblo cielo...., ese momento en que Raquel entra en casa de Antonio y decide hacerle la entrevista, él con respeto se entrega a ella; sin más.
Y ese psiquiátrico donde Severina, fallece poco a poco una historia que le tocó vivir pero que no era la suya real, una inocente mujer en manos de terceras personas que la juzgan con crueldad. Un libro que tengo aquí junto a mí, y que guardaré siempre a la vista para que los que entren en mi casa sepan que lo escribió " Felisa Moreno Ortega ". Tu primer libro, maravilloso. Bueno, sabes que la imaginación vuela, y he hechado de menos ese toque de campanas cuando empiezas :

" Ayer se dio sepultura a Severina García Rodríguez, más conocida como la asesina de Riobajo.....; y antes de marcharse escupieron sobre su tumba... ".

Enhorabuena, te lo has ganado a pulso. Y creo que también debo dárselas a Ramón por esa participación en tu libro.

Perdona si me he extendido mucho, si se me escapa algún detalle que consideres importante para comentarlo o si me expresión es algo escasa. Te aseguro que no me he saltado una palabra al leerlo, más bien saboreado.

Una lectora, con cariño.

L.N.J. dijo...

Bueno, a veces hay detalles que no entiendo... , pero bueno, no pasa nada; nunca pasa nada.