miércoles, 23 de septiembre de 2009

¿Soy una exhibicionista?


Alguien quizás pueda pensarlo. En esta página voy dejando retazos de mi vida personal, de mis hijos, de mi marido, de mis amigos, de mi familia... Comparto historias propias, un poco retocadas literariamente, para que suenen mejor, eso sí. Cuando inicié este blog, desde el primer momento pensé en una sección "Cosas de niños", en ella quería incluir esas anécdotas infantiles tan hermosas y divertidas que iba olvidando, que se quedaban atrás. Dicen que cuando eres anciano recuperas tus primeros recuerdos, pero yo no puedo esperar tanto, necesito atrapar esos instantes mágicos, que nunca volverán a repetirse. Después, sin darme cuenta, fui dejando más historias propias, unas relacionados con la literatura como la presentación de mi novela o los premios conseguidos, otras no tanto.

Sé que esto de internet puede ser peligroso, que nunca se sabe quien puede estar leyendo esas palabras que se cuelgan a veces de forma descuidada, sin pensar. Hay fotografías mías y de mi familia, alguien me dijo que las fotos de mis niños las podrían utilizar para algún fin perverso, pero prefiero pensar que cuando la gente las ve, sólo comparte la alegría que transmiten esas caritas inocentes. De otra forma no podría salir a la calle, estar en una playa, ir de compras, ... Podrían sacar fotos de ellos sin mi permiso ¿no?

A mí me apetece contar cosas y creo que a mucha gente les gusta leerlas, son cosas sencillas, del día a día, cosas que les puede pasar a cualquiera, nada extraordinario, son Mis cosas, así las tengo etiquetadas, como esta entrada boba que me ha dado por hacer hoy, perdonad que invada el ciberespacio para contar tantas tonterías.

15 comentarios:

Maribel dijo...

Pues si a ti te apetece contar tus cosas adelante, por supuesto que a los demás nos gusta leerlas. Te confesaré que a mí me cuesta un poco más mostrar mis afectos. A veces también hablo de mis cosas, o menciono a mis hijos, a mi gato o mis periquitos, pero concretamente con el tema de mis hijos procuro preservar su imagen. Seguramente si les pidiera permiso para colgar una foto suya en un espacio mío me dirían que no, y no me parece bien aprovecharme de no necesitar su permiso para hacerlo, puesto que son menores y soy yo la que decido por ellos.
Un abrazo.

Quien Sabe... dijo...

No lo creo. Yo al igual que tu hablo de lo que ocurre en mi vida. Si nos ponemos a pensar esas cosas, como bien dices tu, no saldríamos de casa.
Tranquila, que como dice mi madre: "Dios protege al inocente".
Un beso

Ardilla Roja dijo...

Pues chica, es tu espacio y puedes mostrar lo que quieras, faltaría más.
Yo ahora no cuento cosas de mis hijos pero en mi otro blog si lo hice. Eran pequeños y no les importaba.

Como tu, tengo un apartado titulado "Cosas mías". Y el de "anécdotas con humanos" también son experiencias reales.

¿Exhibicionistas? Bueno y qué?

Un abrazo

pd- Los melocotones de tu huerta me pillan lejos, pero hoy he cogido mi primer plato "decente" de higos. Estoy a dieta, pero nadie me va a impedir comerme un par.

Annick dijo...

Exhibicionista , seguro que no .Eres una valiente que escribe lo que sientes .A mi tambien me gustaría hacerlo , pero todavía tengo algo de reparo.

Besos desde Málaga.

Deusvolt dijo...

Hola, Felisa... Me parece que esa "tontería" tuya no lo es del todo, je,je.. La cuestión va un poquito más allá, a mi modo de ver: aunque lo neguemos rotúndamente, el hecho de escribir es en sí mismo un acto de exhibicionismo, ja,ja ¿qué te parece? Oye, ¿no desnudamos nuestros más hondos sentimientos, y profundos deseos?
No te comas tanto la cabeza, un blog viene a ser algo así como un pupurri de diario, reflexión vital, bitácora, cuaderno de apuntes, meditación en voz alta, no sé un poco de todo... Yo también hablo sobre cosas que me pasan, pero entre ellas, se desliza la literatura, como algo que siempre está presente, que vive en la cotidianidad. Eres madre, y como tal, tu cotidianidad está influenciada por tus hijos, ¿qué vas a hacerle? Oye, que yo he hablado de mis agapornis, y todavía le debo una entrada a mi cocker spaniel (que todo se andará),ja,ja.... No te preocupes y adelante!!!
Sergio.

Felix Casanova Briceño dijo...

Pues para eso es tu blog.Respecto a que se puedan utilizar las fotos con fines malos, tienes razón, si nos volvemos tan desconfiados (algunas veces con razón) que nos queda.No salir a la calle, no disfrutar de la vida, no presumir de hijos maravillosos... Adelante.Besos

Susana dijo...

Felisa: es tu blog, tu espacio, tu universo. En él puedes mostrar lo que quieras. Es cierto que internet es una maraña peligrosa a veces, pero el mundo también lo es.
A mí me encanta leer tus cosas, así que adelante.

Un besito

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Felisa, exhibicionistas somos, en pelota brava a cara descubierta en plan blog, o a letra apuntada o a fotografía colgada. O te arriesgas o no comunicas, peligro hay, lo sabemos.
Confiemos en el género humano ¿o noooo? Vete a saber dónde nos metemos.
Pero...confiemos en expresarnos y que vale la pena conocernos, es un placer, natalí

Ro dijo...

Según como se mire...
Tu vida es importante y la compartes con nosotros, al menos un trocito, a su vez nosotros nos identificamos contigo y tus relatos, esto es un toma y da que nos pone felices a todos.
A mi me gustan tus post Felisa, la Web sería menos entrañable sin ti.
Cariños para ti y tu familia.
Ro

Pedro Garcia Millan dijo...

ALERTA!

La estafa automotriz mas grande en el territorio Mexicano…

Para MAS informacion pinche:

http://expoauto.blogspot.com/

Gracias

TitoCarlos dijo...

No son tonterías. Siempre he querido hacer lo mismo, pero no me atrevo. Contar mi vida es contar la de mis hermanos, hijos, sobrinos... y no voy a buscar la autorización de todos ellos. Solo hablo de mí.
En cuanto al miedo... el mismo que en la calle, efectivamente.

Un abrazo, y no cambies.

XoseAntón dijo...

A mí me parece que tu familia que te debe de querer mucho, son entrañables según cuentas, además, escribes muy bien y tienes unos ojos muy bonitos; ¿crees que lo demás importa?, yo creo que no.

Bikiños

Abraham C. C. dijo...

Pues como bien dicen es tu blog, y estás cosas están pensadas para darnos a conocer al mundo...

Y si alguien piensa que es exhibisionismo, creo que todos los que tenemos un blog lo hacemos: exhibimos nuestras ideas, nuestro trabajo, nuestras vivencias, cualquier cosa que ronda por nuestra mente.

Se ve que la relación familiar que llevan es muy buena, eso da animos para personas como yo que nos fuimos a estudiar lejos de casa. De vez en cuando algun escrito atrapa la atención... trae recuerdos y el saber que en cualquier sitio que nos encontremos alguien espera por nosotros con los brazos abiertos.

Un saludo.

Ana Márquez dijo...

Los blogs está para eso, querida :-) Es un modo de "ofrecernos" a los demás, y ofrecernos implica ofrecer todas las pequeñas y grandes cosas y casos que conforman nuestra cotidianidad, nuestra vida, en fin.

Un beso, y sigue "exhibiéndote" ;-)

JuanRa Diablo dijo...

Ni mucho menos! Eso que llamas tonterías son precisamente las cosas que más me gusta encontrar en un blog. Esos arranques de alegría que uno de repente necesita compartir o los momentos de reflexión y nostalgia que incitan a escribir y dejar preguntas en el aire.
Yo tampoco pienso en si es acertado o no dejar fotos personales; no voy a reprimirme con miramientos cuando lo hago con la mejor intención.

Un abrazo Felisa