domingo, 25 de octubre de 2009

Encuentro en la biblioteca


En primer lugar, dar las gracias a todos los que habéis respondido al mensaje que lancé ayer. Mi padre sigue ingresado, pero ahora mismo está fuera de peligro, espero que pronto lo tengamos de nuevo en casa. Perdonad por haceros partícipes de mis problemas, pero es una forma de desahogarme, el blog me ayuda a expresar con palabras lo que siento, a expulsar las malas vibraciones.

Ahora quería contaros como me fue el jueves con el Club de Lectura Zaide, en la biblioteca municipal de Alcaudete. Fue algo especial, emocionante. Estaba allí, sentada frente a una docena de personas que habían leído mi novela y que iban a comentarla delante de mí. Los nervios me traicionaban, así que cuando Jose, el bibliotecario, me dio a elegir entre un café o un pacharán me decidí por este último. Como no estoy acostumbrada a beber pronto noté los efectos del licor, perdí los nervios y la vergüenza y contesté con soltura a todas las preguntas que me fueron formulando, vamos, como si fuera una escritora de verdad.

Cuando publicas un libro deja de pertenecerte y en estos momentos eres consciente de ello. Raquel y Severina habían cobrado vida, se paseaban entre nosotros que las invocábamos con nuestras palabras, acompañadas de los Pedros, de Paca, de Emilia... Quedó claro que, aunque inicalmente era Severina la protagonista del relato que inspiró esta novela, Raquel se hizo con el protagonismo desde el primer momento. Y es ella la que sirve de enlace con el resto de los personajes, quizás porque yo me sentía más cómoda cuando escribía este personaje, por serme más próximo en edad.
En general los comentarios fueron muy buenos, hubo algunos apuntes sobre cosas a mejorar, aproveché para tomar buena nota de ellos. Y una crítica dura al final de la historia, a alguien le pareció de novela rosa. Reconocí que sí, que quizás se me había ido la mano, pero que le había tomado mucho cariño a los personajes y no podía imaginar que acabaran de otra manera. De todas formas, el resto del Club defendió el final con uñas y dientes, fue divertido ver como argumentaban a mi favor.
Por último, me preguntaron si cambiaría algo y contesté que no, que esta novela ya está publicada, que fue escrita en su momento y aunque ahora le vea defectos, creo que no la tocaría. Lo que he aprendido de esta primera experiencia trataré de aplicarlo en mis próximas obras.

10 comentarios:

Ardilla Roja dijo...

Pero qué manía tiene la gente con que las historias terminen mal. ¡A ver por qué no podía Raquel terminar con el camarero!

Estamos en una vida tan llena de frustraciones que si una historia acaba bien, la tildamos de cursi o como te dijeron, de "rosa"
¿Y qué tiene de malo? ¡El rosa también existe!

Si es cierto que no es lo habitual; pero precisamente por eso me encanta. Soy feliz cuando me entero que han acabado juntas dos personas que se quieren. Aunque sean personajes de ficción como en el caso de tu novela.

Un beso

yolandasaenzdetejada dijo...

corazón, espero que tu padre se mejore. Es preciosa la foto que tienes con él.
Genial el encuentro con tus fans.

Susana dijo...

Jo Felisa... acabo de regresar de pasar fuera el fin de semana y me he encontrado con la noticia de que tu padre vuelve a estar ingresado. Al menos, por lo que leo, está fuera de peligro y parece que va mejorando. Sólo puedo mandarte un abrazo lleno de ánimos, mi niña. Espero que se ponga bueno del todo muy pronto.

Un besazo.

Paco Gómez dijo...

Las novelas son como son. Yo tampoco las toco, Felisa. Si las tocas son otra novela.
Ánimo con lo de tu padre. Ahora hay buenos tratamientos, ya verás como se pone bien. Un beso.

L.N.J. dijo...

Recuerdo cuando pusistes la primera vez esta foto, te comenté que era la que más me había gustado en la edición de tu libro y rodeada de tus seres queridos.

Me fijé la posición que ocupa en la foto Felisa ...

Ánimos.

Ardilla Roja dijo...

Felisa, no quisiera parecer insensible. Por supuesto, me alegra un montón saber que tu padre está fuera de peligro.

Me lié con el comentario de la novela y no te dije nada, discúlpame.

Un abrazo fuerte y mi deseo de que se recupere del todo.

l.e.linsay dijo...

hola somos TIPEX y LINSAY, y nos gustaría que participaras en el proyecto que estamos comenzando, en la creación de un blog, de dar a conocer blogs, con la calidez y calidad del tuyo, en los que se harán comentarios en referencia a tu manera de escribir, las reglas las encontraras en una de las entradas.
Te esperamos en http://corazonsimple.blogspot.com/
Un saludo.

Joe dijo...

¡Ah las bondades del alcohol! Si la absenta hablara... Me alegra ver que todo recupera su ritmo. Un abrazo.

Richard D'Bury dijo...

Impecable la presentación de esta Blog-..!!
Escribimos desde el Foro Latinoamericano de bibliotecología, cultura y sociedad de la ciudad de Buenos Aires.
Nos agradaría que nos envíen las Actividades relacionadas con la bibliotecología, educación o cultura que estimen convenientes, para su más amplia difusión....
y además que presenten su blog en el Foro..!!

Adjuntamos nuestro web-site y el correo electrónico respectivo.

http://ar.groups.yahoo.com/group/RichardeBury/

e.mail

richardebury@gruposyahoo.com.ar

Saludos Cordiales…

Alosia dijo...

Me alegro tu padre este fuera de peligro. Imagino como han sido y son estos momentos para ti y los tuyos. ¡Animo!

¡Que bonita experiencia en la biblioteca! Enhorabuena. Como del libro ya te hable antes , no me quiero repetir.
Saludos.Alosia.