jueves, 20 de octubre de 2011

El aire que limpia el trigo, de Alfonso Fernández Malo


Hace unas semanas asistí a la presentación del último libro de Alfonso Fernández Malo, El aire que limpia el trigo, publicado por la Editorial Líberman. Antes de leerlo sabía que me iba a gustar, el argumento me resultaba muy familiar. Una niña que crece en un entorno rural y que, de alguna forma, quiere rebelarse contra lo establecido. Salvando las distancias, la novela transcurre en los años cincuenta y yo me crié en los setenta, creo que hay cosas que me unen a esta chiquilla que crece entre animales y aperos de labranza.
Esta historia, que con tanta maestría traza Alfonso en su libro, me ha resultado un fresco de la época, las palabras utilizadas, algunas de ellas ya en desuso, me traen a la memoria esos años, que ahora parecen tan lejanos, en los que las bestias hacían casi todo el trabajo del campo, cuando las máquinas aún no habían desplazado al hombre, y las mulas, burros y caballos eran imprescindibles en las casas de los campesinos. Esa época de autoconsumo, se criaba todo lo que se comería después: las cabras, los cerdos, las gallinas, los conejos...

He disfrutado con la descripción de los maestros del pueblo, del convento de monjas, de la hija del registrador... Y me ha conmovido la relación con su padre, la ternura que desprenden algunos capítulos, así como los descubrimientos que va realizando la protagonista conforme se adentra en la edad adulta.

El título de un capítulo me llamó la atención especialmente: El bicho que le picó al tren. Esta es una expresión muy típica de mi tierra, al menos mi madre solía utilizarla cuando se dirigía a mí, dando a entender que no era precisamente una buena chica.

En definitiva, una obra muy recomendable, y no sólo para nostálgicos, en ella podemos descubrir ese pasado no tan lejano, que forma parte de lo que somos.



En la presentación, el autor junto con Pedro Molino y Miguel Angel Olivares
El autor:

Nace en Torreperogil (Jaén), el 17 de Abril de 1939. Abogado, político y escritor. En 1949, a los 10 años, se marcha a vivir a Sevilla, donde su padre D. Alfonso Fernández Torres, Padre del Socialismo Jienense fue encarcelado, condenado a muerte y conmutada la pena por el destierro, por la represión franquista. En1977 regresa a Jaén, reclamado por el PSOE una vez instaurada la Democracia, donde vive y ejerce su profesión. Es poseedor de las premios literarios: Santo Tomás de Aquino de la Universidad de Sevilla,1962, y Sésamo de Cuentos, Madrid, 1966. Al margen de artículos y colaboraciones poéticas ha publicado: En la Antología Vísperas del Mañana. Colección Río del Sur, Sevilla,1962.

En la Antología Los Premios Sésamo Andaluces, Editorial Sur, Sevilla, 1968. En la Antología Premios Sésamo, Ediciones Sagitario, Barcelona,1975. Libro de cuentos Acoso y derribo, Diputación Provincial de Jaén,1985. Libro de cuentos Un largo suelo de piedras, Servicio de Publicaciones de la Universidad de Jaén,1999. El libro de poesía Romances, Caja de Ahorros de Jaén, 2000. Los días olvidados, (coautor ), Editorial Germanía,S.L,2002. Historias Republicanas, coautor, Grupo Editorial Liberman,2006. Perros de agosto,libro de paseos,2006. De sol a sol, novela ambientada en nuestro pueblo, Torreperogil, en los años de la posguerra. (Guía Literaria de la Provincia de Jaén de Aurelio Valladares).

1 comentario:

Teresa Cameselle dijo...

Felisa, te dejo un saludo, una enhorabuena al autor por ese libro que tanto te ha gustado, y una convocatoria para el...
...
..
.
HALLOBLOGWEEN