miércoles, 4 de enero de 2012

Estrenando año

Diciembre, 2010, con mis hijos en la Biblioteca Nacional
Este año 2012 se nos ofrece como una hoja en blanco, sobre ella iremos escribiendo nuestra historia particular, ni más ni menos interesante que la de cualquier otra persona. Sin embargo, este folio parece fabricado con papel reciclado, viene lastrado por una palabra que nos acompaña desde 2009 y que se nos ha calado hasta el tuétano: crisis. La famosa crisis que empaña cualquier alegría, nadie está a salvo de sus efectos devastadores, incluso los que seguimos conservando nuestro empleo la padecemos, nuestros sueldos se congelan o se recortan, y el miedo a perder el trabajo condiciona todas nuestras decisiones.

No son buenos tiempos para la cultura, ya ni siquiera tiene un ministerio propio, desaparece la Dirección General del Libro; en tiempos de recortes, hay que empezar por lo menos importante, ¿quién necesita los libros habiendo programas basura en la televisión? Siempre he pensado que la cultura y la educación es la mejor herencia que puedo dejar a hijos, algo mucho más importante que los bienes materiales, ¿estaré equivocada?

Aún así, cientos (más bien miles) de personas seguimos aspirando a ser escritores, nos atrevemos a soñar con ver nuestros libros publicados y leídos, esto último es lo más importante. ¿Acaso no nos damos cuenta del escenario desolador que nos rodea? A pesar de la crisis, de los recortes, del desempleo, de la prima de riesgo, de los mercados, de las hipotecas, de los bancos…., seguimos soñando con ser leídos, con que alguien nos dedique, aunque sólo sea unos minutos, y disfrute con lo que hemos escrito.

Eso es lo que os deseo para este nuevo año que afrontamos, que sigáis soñando con las palabras, que los libros y sus lecturas os hagan la vida más amable, y que os ayuden a superar estos doce meses, inclementes para muchos, que se avecinan. Supongo que deseos de felicidad, salud, dinero, amor, éxito, etc., ya habéis recibido muchos.
¡Que los Reyes Magos vengan este año cargados de libros!





10 comentarios:

Maribel dijo...

Tu deseo es el mejor, Felisa, pero de verdad que leyéndote casi se me saltan las lágrimas. Qué panorama más desolador se nos presenta a los escritores desconocidos. La cuestión es que, precisamente por eso, por desconocidos, somos nosotros mismos los que nos tenemos que promocionar, siempre daremos guerra y seguiremos adelante para encontrar nuestro espacio, sea como sea.

Un abrazo y felices Reyes.

Felisa Moreno dijo...

Tienes razón, Maribel, nosotros nos lo freímos y nos lo comemos todo, como Juan Palomo, pero eso también nos resta tiempo y fuerzas para dedicarnos a escribir. A veces tengo la sensación de ser más una comercial de mis libros que una escritora. En fin, es lo que hay, no queda otra que seguir luchando. Un abrazo.

José Antonio López Rastoll dijo...

Yo no lo habría expresado mejor: también me siento escritor y hombre anuncio. ¿Tendré algo de exhibicionista?
Pero un exhibicionista rodeado de libros.
Un abrazo.

ADÁN DE MARÍASS dijo...

Hola amiga Felisa es un gusto contactarme de nuevo con usted, la verdad y nada más que la verdad yo me siento muy dual, es decir por un lado me siento muy frustrado y por el otro lado me siento que estoy luchando contra todo es decir el ser un escritor más que desconocido absolutamente ignorado, ni modo tengo que seguir remando a contracorriente.

Ginés Vera dijo...

Gracias Felisa, te deseo lo mismo a tí y a todos los que como bien dices, aspiramos humildemente a escribir y que alguien nos lea.
Lo mejor para este año par.

Carmen Andújar dijo...

Que Dios te oiga Felisa. Tienes razón, malos tiempos para la cultura; pero esperemos y deseemos que la cosa cambie para bien.
Feliz año y que te traigan muchas cosas los reyes.
Un abrazo

José Del Moral De la Vega dijo...

¡Que venga con muchos libros, Maribel!
Buena idea, esa de comenzar el año bajo la sombra de San Isidoro.

Pilar Fernández dijo...

Feliz 2012!!
Enhorabuena por el libro Trece cuentos inquietantes. Un año coincidimos de finalistas en Canal Literatura y desde entonces sigo tus éxitos literarios y tu blog.
Un abrazo.

Galería de Letras dijo...

Un fuerte abrazo y mis mejores deseos. Que la tinta que utilices para escribir en esa hoja sea la tinta del amor y las palabras estén dictadas por Dios.

Saludos desde Barranquilla, Colombia.

Pali dijo...

Te deseo un muy feliz año 2012, Felisa, que venga cargado de muchos éxitos.
Besos