miércoles, 4 de noviembre de 2009

Tacones de Azúcar de Yolanda Sáenz de Tejada

Llevo tiempo queriendo hablar de este libro, lo leo, lo releo y no me canso, quizás por eso retraso el comentario en mi blog, para tener la excusa de volver a abrirlo y recordar los poemas que tanto me han gustado.

Quizás el problema es que no sé hablar de poesía, que mis palabras son torpes en esta materia. Supongo que la poesía es buena si consigue conmoverte, atraparte, engancharte, hacer que te olvides del tiempo y del espacio. Si es así, este libro contiene muy buenos poemas.

Tacones de Azúcar se debe degustar despacio, a lametones, deshaciendo cada verso, cada palabra, cada sílaba. Dejándose impregnar por la dulzura del azúcar y por la fuerza de unos tacones que pisan con energía, que piden su sitio, que no se amedrantan.
Mejor me callo y que hablen los poemas por sí mismos, os dejo algunos de los que más me han gustado, la elección ha sido dificil.


No sé
por qué siento
(pura indecencia)
celos de los poemas
que algunos hombres
escriben
a sus mujeres.

No sé
por qué me cuelgo
de la disculpa
un ahogo de
sonrisa torcida,
un amargo deseo
de destrozar
con mis dientes
esas frases.
(No la ames
tanto,
por favor…)

Y termino
cerrando el poema,
dándole un portazo
a las comas
y escupiendo
en los puntos
(y aparte)
que han seguido
escondiéndome
la envidia.

Ahora vengo
aquí,
a este folio
coagulado de mí

(mi yo feo
y oscuro)
para mendigarte
a ti
(to yo blanco de
versos inmaculados)
que me hagas
(por Dios)
un poema
de amor…

::::::::::::::::::::::::::::



Bienvenido
a mi cuerpo.

Espera en el salón,
por favor.
Estoy aún
fregando mi piel.
Está tan sucia
de recuerdos…

Él se ha ido
hace poco tiempo
y me ha dejado
la foto de boda
entre los pechos.
Abiertos,
cubiertos de escamas
y de quemaduras.
—Tanto fuego en su boca…—

Mira mis piernas…
Están plagadas
de varices y fantasmas
de tanto vagar sus dedos
por ellas.

Tengo aún los arañazos
frescos en los ojos,
—recuerdos vivos
de muchas noches
sin noche—.



:::::::::::::::::

En aquel campo hacía frío
y él era torpe.
Sus dedos siempre tropezaban
con el skay
del R-6 prestado.

En aquel campo hacía frío
y mi lencería no era de Francia,
precisamente,
ni tenía
entre los muslos tibios
una gota
de perfume de Dior.

Pero cada viernes por la noche
mi novio conducía
hasta aquella huerta
de olivos,
aislados como lobos hambrientos
en la tierra.

Llegaba despacio,
y aparcaba el verano en mi pelo.
Siempre sonreía
—con esa boca de azúcar derretida—
cuando le daba voz a aquella canción
que me hacía llorar.
Abdilá del amor infinito

Y lentamente,
bebiéndose después
cada lágrima de mi cuello,
me volcaba el asiento hacia atrás.
Animales aullando en la oscuridad…



::::::::::::::::::::::



Yolanda Sáenz de Tejada (Huelva 1968) estudió diseño y estilismo y alternó desde muy joven la faceta de diseñadora con la de escritora. Como resultado de su investigación en el campo de la conducta infantil y aplicando el juego como herramienta para conseguir buenos hábitos en los niños, nace su primer libro, ¡A jugar! (Mondadori, 2008, en colaboración con Eduard Estivill), cosechando un gran éxito y siendo traducido a varios idiomas. Acaba de publicar El camino del sueño (Ara Libres, también con Eduard Estivill), una serie de normas para dormir bien.
Es miembro de la Plataforma de Mujeres Artistas contra la Violencia de Género.
Actualmente coordina proyectos culturales como "Poesía en Palacio" (un ciclo lírico mensual en la ciudad de Granada) y trabaja como creativa, aunando poesía y arte en sus diseños. Y vive en un lugar cerca del cielo, donde cultiva pimientos y poemas...
De esto último doy fe, pues junto con el libro y una preciosa dedicatoria, recibí un oloroso pimiento.

Más en su blog: http://yolandasaenzdetejada.blogspot.com/

7 comentarios:

yolandasaenzdetejada dijo...

desde luego hija, esta noche en la cama el que vive conmigo dirá que he engordado diez kilos... Y eso de que no sabes de poesía me río yo, que lo que he leído tuyo está a la altura de lo mejor. Gracias es poco para decirte porque sé que lo has sentido.

Felisa Moreno dijo...

Gracias a ti Yolanda, por escribir tan bien y compartir tus trocitos de luna con nosotros, en tu blog y en tus libros, espero que podamos conocernos pronto.

Un abrazo

Maribel dijo...

Qué bellos poemas, Felisa. A mí me pasa algo parecido a lo que cuentas, quizá no sepa hablar de poesía, siento que la poesía me supera, pero sí sé lo que me gusta y esto que has puesto me encanta. Tendré en cuenta ese libro.
Un abrazo.

Felisa Moreno dijo...

Gracias Maribel por tu comentario, Yolanda tiene una facilidad asombrosa para hilar poemas, me da mucha envidia cada vez que los leo en su blog, cosas cotidianas que se convierten en poesía, así, como si nada.

Besos

xumeiqing dijo...

nike force 1
nike shoes for cheap
supra store
adidas nmd uk
wholesale nike shoes
kate spade outlet online
air max 90
oakley sunglasses cheap
sac longchamp
fitflops shoes
bottega veneta sale
nba jerseys wholesale
ghd hair dryer
polo ralph lauren
under armour outlet store
ray-ban sunglasses outlet
nike roshe run
gucci borse
coach outlet online
michael kors handbags
discount nike air max
michael kors uk
michael kors outlet online
fitflops sale clearance
adidas superstar white
adidas nmd black
nhl jerseys wholesale
cheap oakley sunglasses
adidas shoes
omega speedmaster
michael kors outlet online
toms outlet
prada handbags
nmd adidas
white converse
ralph lauren
stan smith adidas
oakley sunglasses
puma outlet
rolex submariner
chenzhen20160512

chenmeinv0 dijo...

beats by dre
ray ban sunglasses outlet
oakley canada
timberland outlet online
christian louboutin sale
nike store
adidas yeezy 350 boost
michael kors bags
adidas nmd runner
the north face jackets
20172.22chenjinyan

John dijo...

longchamp handbags
ed hardy clothing
cheap jerseys
coach outlet online
louboutin shoes
coach outlet online
air max shoes
moncler uk
pandora charms
michael kors outlet online
20170607yuanyuan