viernes, 6 de noviembre de 2009

Hoy tengo el día libre


Los niños están en el colegio, mi marido trabajando y yo tengo el día libre, si a eso sumamos que ayer me hice un pequeño esguince en el pie, el resultado es que dispongo de tiempo y disposición para escribir, es decir, aunque tengo otras miles de cosas pendientes (limpiar, visitar a mis padres, comprar, ...) como debo guardar reposo, la actividad más compatible es la escritura. Pues bien, llevo casi una hora con el ordenador encendido y aún no he escrito una palabra, que si miro el correo, que si veo los blogs, que si me paso por el facebook, que si ... Creo que estoy dando vueltas para no ponerme con la novela, son muchos días los que lleva abandonada y ahora me cuesta retomarla.

En fin, voy a intentarlo de nuevo, pondré una música agradable, leeré lo último escrito, que ya lo tengo olvidado e invitaré a las musas a un cafelito, a ver si se animan a visitarme.

14 comentarios:

Mercedes dijo...

Hola, Felisa:
¿Has dicho un cafelito?... Jo, pues ni me lo pienso. Ahí voy.
Oye, si te sirve de algo, dile a tu novela que has decidido pasar el día con ella y que te cuente... Seguro que enseguida se te van los dedos al teclado para trasmitir eso que ella quiere que escribas.
Un abrazo en taza y templado, por favor.

Ardilla Roja dijo...

jajaja y mira que son esquivas. Por más que se las invoca, siguen tocando el arpa haciéndose las sordas.

Cuídate ese pie, Felisa

Un beso

El Desván de la Memoria dijo...

Y si ves que no..., pues tomátelo realmente como día de descanso y disfruta del placer de no hacer absolutamente nada; así también las neuronas recuperan energías y renuevas ideas.
También me apunto al cafelito, claro.
Un abrazo,
Ramón

Felisa Moreno dijo...

Valeeeeeee, café para todos. Como sigo en "sequía" estoy aprovechando para releer, a ver si se decide a contarme algo, como dice Mercedes.

Besos para mis amig@as desvaner@as

L.N.J. dijo...

Ay!, también quiero tomar algo, pero café no. Me pone muy nerviosa, así que un descafeinado y leche sin lactosa, jeje, es que tengo intolerancia a ella.
Si algún día quedáis, pues me avisáis.

Voy a ver si le doy un poco al lápiz y papel, pero en serio porque soy una vaga muy-muy grande.

Besos a todo-as.

Joe dijo...

Cuando me courre eso. me pongo música pero me dedico a otras coas y de pronto... UNA IDEA. Y a escribir. Me encanta el café, ayuda un montón.

pais magico dijo...

Te acompaño a ese cafecito, con tu permiso claro...
dale tiempo a la inspiracion.. a veces esta hay y otras esta detras de la pared.
Animo mi niña que tu puedes y pronto nos deleitaras con otro libro.
Espero tu papi este mejor.

BESITOS MAGICOS...
FELIZ FIN DE SEMANA

milagros dijo...

A mí me gusta bien caliente y con azúcar, no me lo pierdo.
Disfruta de tu tiempo libre, ya te vendré la necesidad y las ganas de escribir.

Susana dijo...

Mi tarde también iba a estar dedicada a escribir, pero mis musas se han debido ir de parranda y me ha n dejado (otra vez) en la estacada. Ingratas.

Espero que finalmente tú, Felisa, hayas tenido más suerte.

Un besote y cuídate ese pie.

P.D. Si mis musas están con las tuyas, diles por favor que vuelvan de una vez a casa.

Maribel dijo...

¿Y lo que se agradece un día así, Felisa? De vez en cuando hay que hacer descanso hasta de escritura. No hay que agobiarse. Besos.

Manuel de Mágina dijo...

Eso, querida, según un profesional de la escritura, Carlos Ruiz Zafón, tiene un palabro que lo designa: "procrastinar". Al parecer y siempre según este autor, es algo consustancial al hecho de escribir. La mente se rebela ante el ingente esfuerzo que supone trasplantarse a una historia y divaga, se entretiene, da vueltas, para no atacar lo principal.

Besos.

Anónimo dijo...

ola tita soy yo tu sobrino ivan animo ke tu puedes eres la mejor escritora del mundo y recuperate pronto de tu esgince

Felisa Moreno dijo...

Gracias amigos por los comentarios, al final conseguí escribir algo, no mucho, pero que ha dado un pequeño giro a mi novela, creo que para mejor. Al menos pude retomarla y abrirle paso, para que vuelva a ocupar un sitio en mi cabeza, pues ya la tenía casi olvidada.
Besos y musas para todos.

huir dijo...

yo he decidido no forzarme, vendrá cuando haya de venir, si no no hay manera, obligarse es torturarse, y el resultado peor, en mi caso