lunes, 29 de noviembre de 2010

Escribir una novela, más o menos larga


Hace unos días retomé una novela que había iniciado a mediados del 2009, y que ya he abandonado en varias ocasiones. La novela se inició en forma de diario, después decidí escribirla en tercera persona desde el punto de vista del protagonista y, ahora, cuando la he vuelto a coger no me sentía cómoda, no conseguía tomarle el ritmo. Finalmente he decidido escribirla en primera persona, alternando el pasado y el presente, ya que hay capítulos en los que el protagonista nos habla de su infancia y otros que se desarrollan en la época actual.
Es la primera novela que voy a escribir en primera persona y tengo dudas sobre el resultado, pero ya he tomado la decisión. No será un texto largo, no creo que la historia dé para más de 120-150 páginas, quizás eso ayude a que no se haga demasiado pesado estar escuchando siempre la misma voz.
El otro día, en la presentación de mi libro en Jaén, alguien me preguntaba si no me había planteado escribir una novela más larga. Mi respuesta fue algo así: creo que no estoy preparada para afrontar ese desafío, por dos motivos, por la falta de tiempo y por la organización. En cuanto al primero, está claro, el tiempo que empleo en escribir es fragmentario, me cuesta mucho dedicar un día entero a la escritura, una novela de más envergadura necesita muchas horas y, a ser posibles, seguidas. En cuanto al segundo, no soy una persona organizada, no suelo tomar notas, quiero llevarlo todo en la cabeza, y si a esto añadimos que mi memoria no es demasiado buena, se puede imaginar el resultado, un auténtico caos. Terminé comentando que quizás mi sitio esté en el cuento y en la novela corta, no todos estamos capacitados para escribir novelones de más de 500 páginas.
Quizás otro motivo sea que me gusta contar las historias en pocas palabras, depurar el lenguaje, estrujarlo, sacarle el máximo rendimiento. A veces, leyendo novelas, sobre todo esas tan largas, observo que hay ideas o conceptos que se repiten con demasiada frecuencia; que se insiste sobre lo mismo; que se podrían eliminar párrafos enteros sin afectar a la historia. Y no me gusta, tengo la sensación de que me hacen perder el tiempo.
No todas las novelas son así, por supuesto, no creo que se pueda valorar la calidad de una novela por el número de sus páginas. Hay ejemplos de novelas excelentes de los dos tipos.
Y tengo que añadir que admiro a los escritores que son capaces de crear obras maestras de muchos cientos de páginas. Como admiro a los que tienen la habilidad de escribir novelas históricas bien documentadas, algo para lo que me considero una auténtica inútil.

8 comentarios:

Mari Carmen dijo...

Felisa, yo sí creo que estás capacitada para escribir lo que te propongas, sea novela corta o larga. No sé cómo está tu agenda, y según dices, bastante repleta, pero es un desafío y a los desafíos hay que echarles mucho coraje (que tienes), ganas (que también) y tratar de arrancar tiempo a dentelladas, sacarlo de donde sea y escribir 120, 150 o 200 páginas. Las que sean. Una escritora no puede negarse algo sin antes intentar sacarlo adelante.

Así que ya sabes... a intentarlo, por lo menos :)

Un abrazo

Maribel dijo...

Pues me siento muy identificada con lo que cuentas, Felisa.
No puedo decir de este agua no beberé pero dudo mucho que algún día escriba un novelón de 500 páginas porque opino que a la mayoría de estos novelones les sobran la mitad.
En cuanto a la voz narrativa es bueno cambiar. Yo sí utilizo la primera persona y me siento cómoda (por ejemplo con Charli, aunque hablamos de una pequeña novelita).
Un abrazo y ánimo con ese texto que se resiste.

José Antonio López Rastoll dijo...

No es tan raro, Felisa. Yo me encuentro muy a gusto en el relato corto. Sólo le puedo dedicar las noches a la escritura y es lo que mejor va con estos tiempos que me toca vivir: pareja, chiquillos y un trabajo a media jornada.
Me gusta tomarme la literatura con calma e irla adaptando a mi vida. Quisiera que me durase mucho.

Un abrazo.

Pilar Alberdi dijo...

Para las novelas largas se necesita tiempo. Y es verdad que, a veces, les sobran hojas, pero también es verdad que muchas personas las compran para pasar el tiempo, para alejarse de su cotideanidad, porque creen que una novela larga tiene más contenido, aunque no sea así.
La novela corta cuando es interesante, lleva su cuota de pasión y tiene que tocarnos de algún modo. Es directa. Debe serlo. Es el paso adecuado para quienes escriben relatos. Pienso en "El Amante" de Marguerite Duras, en "Seda" de Bericco, en "La muerte de Ivan Illich" de Tolstoi, en "Carta al padre" o en "La metamorfosis" de Kafka, entre otras. Novelas que nos tocan en nuestros sentimientos, en la comprensión de los demás, y ante las que no se puede quedar indiferente.
Un abrazo, Felisa, y mis buenos deseos para lo que emprendas.

Natàlia Tàrraco dijo...

Felisa, a disfrutar en primera persona, siempre es un placer y algo de sufrimiento esto del escribir y los retos nos estimulan. Lo conseguirás, sean 130 o 160 páginas, porque a tu manera a tu estilo a tu inspiración le nacen ideas cosas que decir, eso es lo vital. Ánimos y nos dices.
Besito.

juan ballester dijo...

Yo creo que la vocación literaria es un poco como la del deportista. Un atleta puede ser excelente para las largas distancias, pero no para carreras cortas, o viceversa, sin que una cosa desmerezca de la otra. Usain Bolt nunca ganará la maratón ni Marta Dominguez los 100 metros lisos. De igual forma, Julio Cortázar por poner un ejemplo, siempre será recordado como un maestro del cuento, aun cuando sea autor de algunas novelas. Además, la mayoría de los novelones de 400 páginas podrían haberse escrito en 300, sin ningun problema. Así que no te preocupes por la longitud y sigue escribiendo igual de bien que lo haces ahora.

Teresa Cameselle. dijo...

Felisa, ¡te he visto en el Qué Leer! Enhorabuena.
Me encanta encontrar amigas escritoras en mi revista favorita.
Un beso.

chenmeinv0 dijo...

ralph lauren outlet online
gucci belts
adidas nmd r1
christian louboutin shoes
coach outlet store online
ray ban sunglasses cheap
cheap oakley sunglasses
adidas superstar trainers
heat jerseys
replica rolex
20172.22chenjinyan