miércoles, 17 de noviembre de 2010

El sueño de las palabras


Cuando aprendí a leer descubrí que se abría un nuevo mundo ante mis ojos. Un mundo imaginario capaz de desbancar la rutina diaria, el aburrimiento. De repente las cosas tenían un significado, esas letras que antes se amontonaban ante mí sin ningún sentido ahora cobraban vida. Leer, lo que fuera, donde fuera, me apasionaba.

Leer me llevó a escribir, con catorce años gané un premio en el colegio, en realidad fueron dos, uno de matemáticas y otro por un cuento. Aquellos premios, cada uno a su manera, me ayudaron a conseguir mi sueño en ese momento, estaba en octavo de la extinta EGB y quería seguir estudiando, pero todo apuntaba a que no podría ser, que tendría que repetir la vida de decenas de niñas de mi pueblo, el campo o los talleres clandestinos de costura, o las dos cosas. Esos premios cambiaron el rumbo de mi destino.
Otro premio, más de veinte años después, esta vez en un certamen de cartas de amor, me descubrió un mundo lleno de posibilidades, un mundo que siempre me había apasionado desde fuera, el de la literatura. A ese premio le sucedieron otros, hasta hacerme acariciar la idea de que mi otro sueño, el de las palabras, también podría realizarse. Cuatro años después sigo soñando, este blog es testigo de mis avatares, no es fácil abrirse camino, ni tan siquiera es sencillo escribir, supone mucho esfuerzo y trabajo, la imagen del escritor llevado por las musas hasta su obra maestra se desvanece conforme te das cuenta de que no es así, que además de talento o inspiración, necesitas una gran fuerza de voluntad, que escribir requiere esfuerzo y tiempo, mucho tiempo.

Mañana presento mi libro en la Biblioteca Provincial de Jaén, a fuerza de repetirlo y leerlo en los carteles, en las tarjetas de invitación, lo voy viendo normal, pero cuando me paro a pensarlo, cuando reflexiono, me doy cuenta de que estoy adentrándome en mi sueño, que me abro paso despacio y que, con paso indeciso, camino hacia él.

Mañana me gustaría que me acompañarais, sé que muchos de los que leéis estas palabras estáis a cientos de kilómetros de aquí o que tenéis obligaciones que os lo impiden, pero me hace ilusión pensar que venís conmigo hasta esa sala, por donde antes han pasado escritores consagrados, para acompañarme en este día tan especial.

Hoy me siento feliz y quería contarlo, como hago otras veces cuando me asaltan las dudas, creo que las alegrías se ensanchan al compartirlas y las tristezas se empequeñecen, no sé si será una teoría absurda, pero a mí me funciona.
Gracias por estar ahí. En este día de lluvia os regalo un arcoiris.

13 comentarios:

alfredo dijo...

Lo de la lluvia es buena señal. Mañana seguro que el ambiente estará más limpio, más transparente y tu preentación tendrá el brillo que se merece.
Felicidades.

Besos

Maribel dijo...

Mucha suerte para mañana, Felisa. Estaré allí, al menos en esencia.
Y disfruta de todos estos buenos momentos que te brinda la literatura.
Un abrazo.

José Antonio López Rastoll dijo...

Hola Felisa,

Creo que nadie lo tiene fácil en el camino de la escritura. Por eso, hay que disfrutar de los tropiezos y los logros.
Esto tuyo es un gran logro.

Carpe diem.

silenciodelanoche dijo...

felicidades y mucha suerte.

maravilloso blog, muy interesante

un besito

¯`♥´¯)
`*.¸.*´
¸.•´¸.•*¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•Con cariño,´.•´¸¸.•¨¯`♥

VivisPato dijo...

Me hubiera gustado abrir mi camino como lo hiciste tu...
Me identifique demaciado.. cuando yo aprendi a leer sentia la misma pasion y cuando escribo definitivamente coincido contigo requiere de esfuerzo e inspiracion.
Pero si te soy sincera, lo que hago ahora tambien me hace feliz, por eso comparto con ustedes cosas en mi blog, por que trato de no perder ese sueño de primaria.
Saluditos desde Mexico.

Felisa Moreno dijo...

Hola Alfredo,
Lo cierto es que hoy hace un día precioso, con el sol fuera, ¿no serás adivino? Gracias por tus palabras. Un abrazo.

Felisa Moreno dijo...

Gracias Maribel, trataré de disfrutarlo a tope, para guardar buenos recuerdos y tenerlos a mano cuando me da el bajón. Un beso.

Felisa Moreno dijo...

Hola Jose Antonio,
Muchas gracias por tus palabras, no sé si es un gran logro o sólo un pasito más, pero para mí es importante. Un abrazo.

El Desván de la Memoria dijo...

Ya sabes que estaré allí, también en esencia. Deseo que vaya muy bien ese acto. Has de estar tranquila y disfrutarlo como mereces.
Un abrazo,
Ramón Alcaraz

Felisa Moreno dijo...

Gracias Silencio de la noche, estuve visitando tu blog, también me gustó mucho. Saludos.

Felisa Moreno dijo...

Hola Vivis,
A mí también me gusta escribir, disfruto mucho con ello, eso es lo primero y lo más fuendamental, te deseo mucha suerte en tu camino. Un abrazo.

Felisa Moreno dijo...

Gracias Ramón,
Sé que estarás allí conmigo, tú formas parte de este libro también. Los nervios los tengo casi controlados. Un abrazo.

Pepe dijo...

Cuenta con la presencia virtual de este lector.
Enhorabuena.
Un abrazo.