miércoles, 22 de octubre de 2008

El beso negado

Miro al frente y encuentro tu boca
que sale en mi busca como una loba,
ávida de un placer indecente.

Esquivo el envite, bajo los ojos,
frustrado me sacudes con furia.
Busco ayuda entre la gente,
ojos ajenos que me ignoran.
¡Que tremenda soledad la compartida¡

Tu mano de hierro me atenaza,
me fija al suelo, raíz de nada,
pues nada brota de mi pecho.
El grito se ahoga en mi garganta
cuando el puñal atraviesa mi espalda

El tiempo pasa y la soledad cambia
tu furia por esta cama.

Cambié tu cama por mi calma,
cambié mi vida por negarte un beso.
El beso de la muerte que tú,
cada día me dabas.

5 comentarios:

Felisa Moreno dijo...

Este fue uno de mis primeros poemas, está publicado en el libro "Desde mi ventana: soledad y vértigo" de la editorial Ábaco.

Teresa Cameselle dijo...

Este también me gusta, y no lo digo por hacer la pelota ni porque te quiera meter en un lío, ejem.
Pásate por mi blog cuando puedas y verás.

juan ballester dijo...

Tremendo poema, lleno de fuerza desgarradora y no exento de calidad.
Me gusta el ritmo de los versos, un poco telegráfico, como pinceladas que se van superponiendo unas sobre otras hasta lograr un paisaje del alma lleno de melancolía, tristeza y casi desolación.
Un saludo.

María dijo...

un poema, que nació un dia cuando meditaba que la creacción es maravillosa..... es un sentimiento.....

Poema, eres tú....

tú criatura, creada.
tú criatura, creadora.
tú que fuiste pensada,
que fuiste sentida
que fuiste meditada
implantada de AMOR
llenada de LUZ
creción divina.....

en que momento fué,
que se nos olvidó.......
que vuelva a nuestra memoria humana
lo que tenemos en el CENTRO
que es de DIOS.....
que es ..... A M O R.

azpeitia dijo...

Que triste y que duro,...yo que soy hombre a veces siento vergüenza de los de mi sexo.
Son tantas las variables que hoy juegan, como la droga, el alcohol, la vida fácil, el efecto demostración de la violencia en el cine, la televisión...que esto no parece tener fin...que pena y que dolor...magnífico tu poema...un abrazo de azpeitia