sábado, 24 de enero de 2009

La vida de las cosas (Crisis)


No, otra vez no, no quiero ver sus caras. A ellas incluso se les escapa alguna lágrima, que tratan de arrancar con un zarpazo rápido, para que mi jefe no las vea; como si el orgullo fuera lo único que les quedase. Los veo marcharse con la cabeza baja, los hombros hundidos, llevando sobre ellos el peso del rechazo. En las manos, hechas pedazos, las fotos del sueño que se les acababa de escapar.

Ah, cuánto echo de menos esos tiempos, esos instantes de felicidad, en que todo eran sonrisas y apretones de manos. Yo volaba de unos dedos a otros, embriagado en los perfumes femeninos, en el sudor salado de las manos. Alegre y juguetón, mi corazón de tinta latía acelerado. Sabía que era el instrumento con el que ellos sellarían la compra de su nueva casa, donde se amarían y nacerían sus hijos. Me sentía uno más de la familia.

Todo eso pasó, en estos tiempos no es fácil ser bolígrafo en la mesa de un banquero, sólo firmo órdenes de embargo, pero con la crisis no creo que encuentre trabajo en otro lugar.
*******************************************************************************
Este relato está escrito siguiendo la propuesta de mi compi Mercedes (http://mercedesmartinalfaya.blogspot.com/). En esta dirección podréis encontrar otros relatos que hablan de La Vida de las Cosas.

24 comentarios:

Mari Carmen dijo...

Pues sí, Felisa, tiempos duros para ellos, y para nosotros :) Estupendo tu relato. Un placer encontrarte y poder leerte :)

Un abrazo

XoseAntón dijo...

Cierto, Felisa, sudor y lágrimas, tal vez ríos de tinta; pero el bolígrafo al del banquero le va a costar firmar ilusiones y sueños; si acaso, alguna que otra desgracia.

Después de la tempestad viene la calma; te lo digo después de una reciente. Ya lo puedo asegurar; con la calma ha vuelto la luz, ha vuelto internet.

Bikiños

Serio Y. Pérez dijo...

Ahora me explico un poco mejor la manía de desaparecer que tienen los bolis. Muy bonito el relato.

Celia dijo...

Un relato lleno de realidad,en los tiempos que corren. Precioso.
Un abrazo.

Teresa Cameselle dijo...

Bolígrafo en la mesa de un banquero... Pues sí, pocas alegrías se lleva ya el pobre.
Me ha gustado mucho, Felisa. Que gran sábado estamos teniendo.

El lobo estepario dijo...

Hola Felisa,
yo le diría a ese bolígrafo que la próxima vez no sea tan generoso, que vigile donde firma, pues hay rúbricas de difícil pago.

Un saludo y felicidades por el post.

Paco dijo...

Ese boligrafo nada tiene que ver con la pluma de un escritor...

Malos tiempos para el pobre "boli". Esperemos que vengan tiempos mejores y que vuelva a ser feliz...

Un abrazo

Nancy dijo...

No quisiera estar en su pellejo, pobre bolígrafo, ser testigo de esos incómodos momentos...
Muy lindo relato, y un lindo blog

Mercedes dijo...

Un relato muy original, Felisa. Ahora sabemos qué siente un bolígrafo y cómo su mundo también se quiebra de vez en cuando.
Enhorabuena por tu relato. Muy bueno.

fonsilleda dijo...

EStupendo relato. Me ha encantado ese bolígrafo descontento con su amo y señor, descontento con el papel que le ha tocado en suerte.
Pero, ya vendrán tiempos mejores, incluso para él.

difistinto dijo...

Triste encuentro para un boli firmar lo que ahora nos encontramos. Tristeza y facturas. He llegado siguiendo los enlaces de Mercedes. MI humilde aportación en mi blog.

Hasta la proxima y enhorabuena por el libro!

;)

Angel Proletario dijo...

Oye muy bueno, Felisa, sinceramente pensé que era un billete pero el final me dejo loco...y bueno, ¿que te puedo decir de la crisis que no se sepa?

Gracias por visitar mi blog, para mi también es un placer encontrarnos en la palabra, espero coincidamos mas seguido!!!

Manuel dijo...

¡Qué tristeza la del boli!

Rose Kavalah dijo...

está curioso... :)

me gustó!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Jodidos tiempos diría yo... Y que salve el que pueda... que es lo que hacen los políticos...
Saludos

Sara López dijo...

Felisa, me encanta cómo escribes.
Te dejé un comentario con una proposición en el foro, en tu cuento "La tortilla voladora".
Me gustaría que lo leyeras y me contestaras con lo que opinas al respecto, ¿de acuerdo?

Muchas gracias,
Sara.

el marido de la portera dijo...

Un placer encontrar una paisana por este universo de los blogs que, además escribe tan bien. Volveré a visitarte. Un saludo

SeaSirens dijo...

Deseo que lleguen nuevos tiempos y todo vuelva a la buena economia.

Buena idea, Felisa.

Besos!

Felisa Moreno dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios, a los que entrais por primera vez, bienvenidos. Un abrazo para todos.

Abril dijo...

Me dejaste con la boca abierta, muy real, muy palpable tu relato,.... en conclusion.... lindo!!!!


Saludos.

Amig@mi@ dijo...

Breve, bueno, bien escrito, lleno de contenido y qué engancha. ¿Se puede pedir más?
mi enhorabuena por tu exito y publicación.
Besos

Alijodos dijo...

hasta ser un boligrafo es duro en estos dias de crisis... Me ha gustado tu relato pero me ha apenado al mismo tiempo. Un saludo guapa.

Mercedes dijo...

Felisa, cuando puedas, te pasas por mi blog, hay algo para ti.

Beatrizl10 dijo...

Me ha gustado el ingenio de esta entrada. Te he dejado algo en mi blog http://conestasmanitasymicabecita.blogspot.com/. Espero que te guste. Un abrazo.