jueves, 1 de enero de 2009

Una sonrisa de Año Nuevo: El chaquetero


Quiero empezar el año con otra anécdota de mis hijos. Ellos son fuente, qué digo fuente, cascada de inspiración para mí. Y es que estos pequeños no paran y me viene bien escribir cosas alegres, ya son demasiado tristes mis cuentos. Y es que los relatos se escriben solos, no me dejan elegir. Las historias llegan y no me queda más remedio que trasladarlas al papel, o se niegan a salir de mi cabeza. A veces pienso que más que una escritora soy una impostora, en realidad no invento nada, me dejo llevar por los personajes.
A lo que iba, el otro día, viendo un partido de baloncesto entre el Madrid y el Barcelona se inició esta conversación:
- Mami, ¿tú de qué equipo eres?
- Del Madrid, creo (al menos lo era antes, cuando seguía como loca las aficiones de mis hermanos mayores, el fútbol sobre todo).
- Pero mami, el Madrid va perdiendo.
- No importa, es igual, yo soy del Madrid.
- Pues mami, yo soy del Barcelona porque está ganando.
- Tú lo que eres es un “chaquetero” – le digo yo con mucha guasa.
- ¿Qué es eso, mami? (cualquier pregunta o frase que pronuncian mis hijos, siempre se inicia o finaliza con la palabra mami)
- Pues es aquella persona que se va con el equipo ganador, y cambia cada vez de equipo.
- Ah, vale- dice sin sentirse ofendido- entonces yo soy un chaquetero, mami, a mí me gusta ser del equipo que gana- me dice y se queda tan tranquilo.

Aquí es donde me quedo mirándolo antes de soltar una carcajada, y pienso, ¿qué pasaría si todos fuéramos tan sinceros como los niños? El mundo sería inhabitable, seguro. ¿Cómo decirle a tu amiga lo mal que le queda el peinado nuevo? ¿O cómo decir que ese regalo de cumpleaños te pareció una broma de mal gusto?¿Cómo explicarle a tu jefe que estás hasta las narices de según que cosas? (mejor no abundo en este tema que mi jefe de vez en cuando se asoma por este blog). En fin, qué vivan las mentiras piadosas y que los niños nunca pierdan su inocencia.

13 comentarios:

Paco dijo...

Jeje
Felisa ese niño si que sabe lo que quiere...
Pobre, ¿como va a ser chaquetero por ser del Barça?.

Y lo mejor para sentirse feliz es ser siempre del equipo que gana, ¿verdad?. Benditos niños.

Por cierto elegante y guapa..
Ya lo he dicho
Un abrazo y le das recuerdos mios a tu hijo

Mercedes dijo...

Hola, Felisa. Feliz año nuevo. La verdad es que lo niños dan para escribir mil historias.
Mi tesorillo me decía hoy en su media lengua: ¿a que soy una "enterá"? jajjja Y salía corriendo por el pasillo. Y es que, como la vemos tan espabilada, siempre decimos eso: mira que es "enterá".
Por cierto, ya se ha ido, pero me ha dejado al "ñiño costaito" en la cama (el nenuco). Dice que no lo lleve al parque porque no ha "domío la sesta"

Beatrizl10 dijo...

Ojalá los adultos fuésemos tan sinceros y valientes como los niños. Me encanta su espontaneidad.
Un besito y feliz Año.

Felisa Moreno dijo...

Gracias Paco, mira que se te ve de que pie cojeas, jejejej. Un beso.

Hola Mercedes, desde luego que tu niña es un tesorillo, disfrútala, que luego crecen. Bueno, qué te voy a contar yo a ti...Un abrazo compi.

Gracias Beatriz por pasarte por aquí. Un beso.

Ave Mundi Luminar dijo...

Me estoy empezando a acostumbrar a esta dosis de "gallifantes" que nos regalas.

Y por otro lado... interesantísima cuestión... ¿Qué sucedería si nos impregnásemos algo más de ese espíritu infantil que la vida cauteriza a su paso por nuestro corazón...?... Me quedo con la reflexión..

Saludos.

Anónimo dijo...

Hola, Felisa, soy Horacio, de Argentina:
Hace diez días, mi equipo favorito (San Lorenzo) perdió la Liga argentina. Yo estaba trabajando. Mi hijo menor, viendo el partido por TV. Su decepción fue brutal. No podía creer el fin de su ilusión. Me preguntó por teléfono si había una posibilidad, aunque fuera mínima, de obtener el título pese a la derrota. Finalmente, privó su temple: esa noche, a la fiesta del club donde él juega, fue vestido con la casaca de San Lorenzo y soportó las ironías de los otros como un caballero.

Bluesnight dijo...

Tal vez, si el mundo fuera más sincero, si perdiéramos el miedo a decir lo que pensamos, nos iría bastante mejor. ¿Qué hay de malo en decir la verdad a una amiga, o a un familiar, a quien sea...? Puede ser, que los que como yo (desgraciadamente), acabemos apartados del mundo, porque no quieren escuchar sincerdad.

Feliz año, y miles de letras que llenar en otros miles de folios en blanco.

Felisa Moreno dijo...

Gracias Ave Mundi, a mi me divierte mucho escribir estas cosas, así a la ligera, sin presión y sin corregir. Besos y feliz año 2009, por si aún no te lo he dicho.

Buenas Horacio, pobrecillo tu hijo, la verdad es que los niños nunca pierden del todo la ilusión, no acaban de aceptar los hechos por muy claros que sean. Aunque también es bueno que se aprendan a saber perder, es tan importante como saber ganar. Un beso y feliz año 2009, que te traiga tantos éxitos literarios (o más) que el año pasado.
Bluesnigh, la gente no quiere (no queremos) escuchar la verdad, si acaso una verdad descafeinada, que se ajuste a lo que esperamos que nos digan, es así, yo lo he comprobado en muchas ocasiones. Es el camino más fácil, quizás también el más cobarde, pero...
Un abrazo y sigue escribiendo.

XoseAntón dijo...

Peor lo tengo yo que soy del Deportivo, jajajaja

Un saludo Felisa y disfruta de ellos todo lo que puedas. Ya aprenderan a utilizar la mentiras piadosas y no tan piadosas. Mi suegro acostumbra a decir: "mejor criar un cerdo, por lo menos lo llevas a la feria y lo vendes". Retranca gallega, sin duda, qué se le va hacer.

Angelus dijo...

Impostora? lo dudo mucho, pocas personas pueden estar capacitadas para plasmar con tal veracidad una escena tan común y corriente. Todo lo has dejado en su justa medida, un relato redondo como dicen los críticos. Felicidades!!!!


PD: Yo soy del madrid desde que estuve en el vientre.


Un abrazo literal y literario!

Felisa Moreno dijo...

Hola XoseAntón, yo estoy un poco perdida en esto del fútbol, dejó de interesarme hace años, pero el Depor es un buen equipo ¿no? Un beso.

Gracias Ángelus, un beso y Feliz Año 2009, ¿te lo había dicho ya?

estela dijo...

Ojala pudieramos mostrar todos lo chaqueteros que somos con esa tranquilidad y seguridad como tu niño.
Haces de las cosas cotidianas un jardin de palabras, me encanta.

Felisa Moreno dijo...

Gracias Estela, ha mí me ha encantado esa definición "un jardín de palabras" es genial. Un beso