domingo, 7 de febrero de 2010

Me salen competidores...hasta de debajo de la cama.


Este blog se inició con una entrada dedicada a mis hijos, durante el tiempo que lleva funcionando sus anecdótas han constituido una buena parte de los textos que he compartido. Creo que ya lo he dicho en otras ocasiones, para mí es una memoria externa, como esas que se están poniendo de moda ahora para los ordenadores.

Anoche Juanma nos recitó su primer poema. No está mal, teniendo en cuenta que tiene cinco años y que lo suyo son las matématicas, sabe sumar y restar llevándose y es un hacha con el cálculo mental. Nos reímos mucho con él, porque su poesía recoge las inquietudes propias de su edad, quedar o no con su amigo David, una de las cosas que más le preocupan ultimamente. Hoy lo hemos puesto en su blog:
http://ireneyjuanma.blogspot.com/2010/02/mi-primer-poema.html por si alguien quiere leer esta obra inmortal.

Irene no ha querido ser menos y se ha pasado toda la tarde tecleando uno de sus cuentos del colegio, que podeis leer aquí:
http://irenemarmo.blogspot.com/2010/02/las-aventuras-de-un-zapato-que-no.html y no es que sea largo, es que le cunde poquito mecanografiar.

Y yo ,que no quiero quedarme atrás, os dejo un micro, por si algún día me canso de ellos (de mis hijos digo).


Al fin solos

Al fin solos, gritó la mujer asomada a la terraza, proclamando a los cuatros vientos su felicidad. En la calle la gente se arremolinaba para observar como un hombre enclenque, colorado y sudoroso, agarraba a duras penas a una señora en bata que aullaba en el balcón. El marido, sofocado por la vergüenza, no se atrevía a mirar hacia la calle, se limitaba a tirar de su esposa con la intención de introducirla en la vivienda. Abajo, entre el gentío que se daba codazos para no perderse detalle, un joven treintañero asido a una maleta azul miraba desconsolado la escena, jamás habría imaginado aquella reacción de su madre cuando le dijo que se marchaba de casa.



13 comentarios:

Maribel dijo...

Jajaja, Felisa. Yo creo que ni con treinta los echamos de casa. Es que se vive muy bien con papá y mamá. Y tus hijos son unos artistas. Te felicito.

yolandasaenzdetejada dijo...

me encanta ver como creces con tus hijos...

Antonio dijo...

Tus hijos prometen., De tal palo tal astilla...
Un saludo

mar dijo...

Jajajaa, a mí también me dan ganas de gritar a veces, pero me temo que todavía me queda mucho para eso.
Me he quedado alucinada de que tu hijo con solo cinco años ya sepa restar con llevadas, me da la impresión de que está muy adelantado
Tu relato magnífico, ahora paso por el de tus niños
Un beso de Mar

Jasonia dijo...

Por suerte o por desgracia, aún te quedan unos añitos para ser la protagonista de tu micro.
Que los disfrutes,
y que los veamos.
Besos.

Ardilla Roja dijo...

jajajajaja Es que treinta es ya una edad muy buena para que tengan su propia casa. Si se les deja mas tiempo echan raices y ya no se mueven.

Te felicito. Tienes unos artistas en casa. El cuento de Irene me ha encantado.

lola dijo...

pues a mi cuando se vayan me va a dar un soponcio. "Esto" pasa demasiado rápido. 24, 22 y 14 años, y parece que fue ayer...Vamos, para meterlos en formol de pequeñitos...

Felisa Moreno dijo...

Gracias Maribel, nos reímos tanto con el poema de Juanma, por la forma en que vinos a contárnoslo, todo entusiasmado con su creación, los ojos brillantes. Un beso, amiga.

Yolanda, me ha encantado esa expresión "crecer con mis hijos" es preciosa, me la quedo. Un abrazo.

Gracias Antonio, ya me pasé por tu página, pero con un poco de prisa, quiero ir más tranquila y leer tus post. Un abrazo.

Felisa Moreno dijo...

Hola Mar, Juanma es un niño muy inteligente, va muy por delante de sus compañeros de clase, por eso intentamos incentivarlo con otras cosas, como la lectura, y de ahí a escribir un poema, pues ya se sabe. Un abrazo.

Sí, Jasonia, no quiero que pasen esos años, o que lo hagan muy despacio, ahora estoy disfrutando mucho con mis hijos. Un beso

Felisa Moreno dijo...

Gracias Ardilla, Irene tiene mucha imaginación y es muy independiente, nunca me deja que le de ideas para sus cuentos o se los corrija,acepta sugerencias de ortografía, pero poco más. Eso sí, siempre me está pidiendo que escriba más cuentos infantiles. Un beso, Cati.

Estoy de acuerdo contigo Lola, crecen demasiado deprisa. GRacias por pasarte por aquí. Un beso.

milagros dijo...

Jajaja, muy bueno el micro, no me extraña que la mujer gritara de felicidad.
Tienes unos artistas por hijos, aunque a mí lo que más me ha gustado es ese "Soy guapo y gasto poco" de tu pequeño.
Un abrazo

Felisa Moreno dijo...

Gracias Milagros, mis hijos me traen loca, los quiero demasiado. Un beso.

Manuel dijo...

El momento de la poesía fue genial. Su mirada lo era todo y encima dice el tío que su inspiración viene del libro de poesías que está leyendo.

Has conseguido trasmitir tu arte a nuestros niños.

Un beso fuerte