miércoles, 24 de febrero de 2010

Ríos que se desbordan

Y en su camino arrasan con mi huerta. Este es el aspecto que tenía ayer, no sé si se aprecia en la fotografía, el agua corría a sus anchas. El río se desborda, como una antigua dama que se quita el corsé y deja que sus carnes se dispersen. Esos pobres esqueletos, que un día fueron árboles frondosos, miran asombrados como la corriente les hace cosquillas en los pies.

Unas matas de habas, afortunadas, contemplan impávidas a sus hermanas, que corrieron peor suerte, apenas son un puntito entre las aguas achocolatadas.

Las vides de mi marido boquean, tratando de salvar la dignidad, ya bastante menguada por la tala reciente.





Y aquí está la causa del desbordamiento, el embalse del Víboras lanza tremendos chorros del líquido elemento. Una nubecilla de gotas, arrastrada por el viento, viene a golpearnos los ojos, pero hace más daño pensar en la huerta inundada.



El pantano parece aguardar la noche, apacible y falso, como una fiera adormilada que puede despertarse en cualquier momento.





En otra parte de Alcaudete, los efectos de la lluvia nos ofrecen esta imagen sorprendente. Un olivo hundido, flotando en un charco de agua subterráneo.





15 comentarios:

Maribel dijo...

Verdaderamente impactante, Felisa. No sabía que había llovido tanto. Siento la parte que te toca, tiene que ser muy triste ver en persona una imagen como las que nos muestras. Espero todo vuelva a la normalidad pronto. Un beso!

Quien Sabe... dijo...

Que imagenes tan impactantes... Espero que estes bien y que pronto todo vuelva a la normalidad.
Un beso

María N. Arteaga dijo...

Desde luego el agua es necesaria, pero a veces es un desastre.

Siento que tus plantas se ahogaran.

Un beso.

gustavo dijo...

se esta viend0 en tv estas inundaci0nes
sin anim0 de que me entiendas mal:
sabes que de estas aguas abundantes, vendran lueg0 dias sabr0s0s?
en mi 0pini0n, hacia falta agua en españa...desde lueg0, nadie quiere esas inundaci0nes...
medi0 bes0, felisa

Ardilla Roja dijo...

Y lo peor es la impotencia de no poder aliviar el desastre.

La naturaleza es implacable y cruel algunas veces.

Ardilla Roja dijo...

Ay! que le di antes de despedirme.

Ya aprovecho y te doy las gracias por tu comentario en mi blog. Fue un "casamiento" dificil.

Siento mucho lo de tu huerta. Sé lo que sientes. El huerto de mi padre se vio invadido por bombonas de butano que nadaban en la riera desbordada. Tanto trabajo y sudor para que luego en un minuto venga el agua y arrase con todo.

Un abrazo

Susana dijo...

Buf, Felisa. Cuánto lo siento... la verdad es que no sé qué decir, salvo que espero que todo vuelva a la normalidad lo antes posible.

Un besote

Paco Gómez Escribano dijo...

Paciencia, Felisa. Tras años de sequía, ahora, por lo que se ve, nos toca ahogarnos. Recibe mi solidaridad. Un beso.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Lamento mucho lo ocurrido, Felisa. Tú te solidarizaste conmigo en un comentario por las lluvias en Cádiz en Navidad. Espero que los daños sean los menores posibles. Un fuerte abrazo.

Annick dijo...

En Andalucía no nos podemos creer estas cantidades de agua de lluvia . Pero ahi estan las pruebas .

Animo , por lo menos estan bien y no has perdido tu casa como muchos .

Besos desde Málaga.

Felisa Moreno dijo...

Muchas gracias por vuestras palabras de ánimo. Cuando ves algo así te quedas planchada, pero luego piensas que sólo es agua y que acabará desapareciendo. Como estamos en invierno apenas teníamos cultivos y los árboles resistirán, al menos eso dice mi marido. Así que hay que tomarse las cosas con tranquilidad, hacía falta que lloviera, y hay muchas personas en peores circustancias, que han visto sus viviendas inundadas.
Besos para todos y de nuevo muchas gracias.

XoseAntón dijo...

No sé qué decir..., normalmente las lluvias se quedan aquí; pero parece que este año vamos a tener que sacar la cartilla de marinero todos. Ánimo, Felisa, siempre que no se lleve vidas por delante, lo demás, dicen, que tiene arreglo.

Bikiños

tag dijo...

Este invierno esta siendo especialmente lluvioso, más que lluvioso un sinfin de inundaciones han castigado a casi toda España desde septiembre.
No se han salvado ni las Canarias que parecen estar siempre al margen de estas catastrofes, pues hasta alli han llegado las lluvias torrenciales y las inundaciones.

Espero que en toda Andalucia se recuperen de este temporal y que vuelva pronto todo a la normalidad en tu huerta y en las viñas.

Un besito

MAR SOLANA dijo...

¡Qué impresionante, Felisa!

Es cierto, mientras la lluvia no se cobre vidas, lo demás es cuestión de paciencia y buena voluntad...

Me quedo con la lluvia que acompaña la dicha, la que lava las desgracias y nutre con su húmedo aliento la tierra seca y ajada.

La lluvia que purifica, sanadora, la que tras la tormenta trae bienestar y calma...

Me inquieta la lluvia que pierde el equilibrio, la que inunda y socava los corazones humanos; la lluvia que devasta y destruye, la que anega, la que cala los huesos y ahoga las ilusiones...

Me ha gustado mucho como lo describes, me llega todo ese inmenso cariño que sientes por tu tierra y tu mar de olivos :=)...

No sé si mis palabras te animaran algo...

Hasta pronto.

PSD: enhorabuena por el Taller en Málaga.

VivisPato dijo...

Que mal que sucede tambien en tu ciudad.. y que te haya afectado directamente.
Cuidate!
XD desde Mexico un abrazo