miércoles, 18 de febrero de 2009

Terapia de blogs


Hoy leí un artículo en el que decía que los blogs no son una terapia, pero está claro que cada día más gente utiliza este medio no sólo para expresarse sino como un desahogo a los problemas de la vida cotidiana.

La intención que me llevó a crear El sueño de las palabras fue únicamente literaria, disponer de un sitio donde dar a conocer mis escritos, promocionar mi novela, conseguir nuevos lectores,…

Pero si hago un repaso de lo publicado, veo que voy dejando en él esquirlas de mi vida. En las Cosas de Niños, se reflejan las anécdotas de mi prole, que nunca deja de sorprenderme. En Mis Cosas, las alegrías de los premios, pero también las decepciones, incluso el otro día se me coló algo del trabajo, precisamente lo titulé Un desahogo.

Paseando por los blogs amigos encuentro más de lo mismo, la vida se entremezcla con la literatura, quizás más que buscar lectores lo que tratamos de encontrar es comprensión; que alguien lea lo que escribimos y entiendan lo que sentimos en ese momento, que nos apoyen con sus comentarios, que nos den palabras de ánimo.

Llevo unos días cansada, apenas escribo, ni repaso, ni me apetece leer. Pero el blog me da ánimo, me obliga a escribir. No sé si es bueno o malo. Si volcarme en esta página virtual me resta tiempo. Hay momentos en los que me es imposible concentrarme en un relato, en crear una ficción, sin embargo, no me cuesta nada escribir para el blog. ¿Es eso una señal?

24 comentarios:

megg dijo...

hola yo creo en mi sinceridad que tener un blog es una terapia
sin duda para la autoestima individual de cada uno
que tenga mas o menos seguidores amigos pues siempre será mejor para continuar ,la labor la ilusion de estar cerca de alguien
hoy di creo que la gente que tiene blog y tiene seguidores
necesita menos el psicologo

enfin seria largo y tendido
y tu bien dices ..será una señal?
yo creo que es una señal para ty ,y para mi
un besazo

TitoCarlos dijo...

Si leiste la historia que conté en el teatro de Valladolid, verías que trataba de una señora que hace la vida con un muñeco. Le habla, le acaricia, y lo muestra al público para que se vea que no está sola. Creo que los blogueros hacemos de muñecos, pero lo maravilloso es que contestamos. No pasa nada, es como los amigos invisibles; los mejores.
Cuídate, y no pasa nada por leer los blog`s, pero hazlo cada dos días, por ejemplo y dedícate, sobretodo, a lo tuyo y a los tuyos.

Mari Carmen dijo...

Yo llevo un tiempo desganada también, no sólo para escribir fuera, sino para escribir dentro de los blogs. Me he dado cuenta que no quiero escribir por escribir, en los blogs, porque así lo único que escribo son bastantes tonterías. Quiero escribir y que al hacerlo me sienta satisfecha. Cierto que entremezclo, como todos, parte de la vida, pero creo que está bien así.

A veces hay que tomar una cierta distancia y después retomar la escritura con más energía :)

Un abrazo

estela dijo...

Quizas porque en el blog todo va del corazón a los dedos, sin hacer paradas.

Un beso.

FRANCISCO LEGAZ dijo...

Me fijo en la frase: "la vida se entremezcla con la literatura". Lo siento pero no es que hayas descubierto nada, es que es así. Yo añadiría, por añadir algo a tu bonita frase... la literatura está justo en el límite; en el límite de la vida... en el borde del agua. La línea que separa el mar de la arena de la playa, eso es la literatra. Las olas, no paran nunca.

FRANCISCO LEGAZ dijo...

Por otro lado... no creo que un blog pueda ser una terapia... es un medio de expresión, pero a las palabras, no les llamemos terapia. Siempre estamos administrándonos tratamiento... algunos no paran de administrarlo. Las palabras no son más que ventanas. Tulas pronuncias y yo me asomo.

jose dijo...

Hola Felisa,
Estela tiene razón, es la libertad que permite al corazón escribir directamente.
Las correcciones, el estilo, eso viene después. Déjate llevar.
Abrazos,

tag dijo...

Pues yo creo que si que tienes razon, y que es una buena terapia.

Precisamente este finde me reñian mis hijos por ser demasiado personal en mi blog, y demasiado sincera.

A mi me gusta lo que escribo, y les quiero mucho(a mis hijos) y valoro su opinión, pero mientras disfrute haciendolo, no admito esa clase de consejos.
No creo que perjudique a nadie y a mi me hace ilusión.
Pues adelante

Besos

SeaSirens dijo...

Si, quizá si, es la señal más clara, de que esto de los blogs no es ninguna terapia, pero como tú bien dices, si que ayuda.

Para mi, es el asomo de mi fatiga inexpresable. Mi motivo, no fue otro que el de seguir haciendo lo que he hecho todo mi vida, pero en un blog.
Eso ha provocado, que conozca a otra gente, con sus vidas, con sus blogs, en los que se expres claramente, la situación de su vida en muchos de ellos, en otros, la literatura sin más...pero al fin, todo esto me llena, porque me reconforta poder "vomitar" en un word lo que siento, que es lo que me amarga, que es lo que me hace feliz...
Aunque no tuviera todo el tiempo del mundo, lo seguiría haciendo, porque lo necesito y si con ello, puedo comprender a otras personas y ayudarles, leerles, apoyarles...no puedo pedir más!!

Me ha gustado tu reflexión. Sencilla y clara, pero muy profunda.

Besos Felisa!!

Maat dijo...

Bueno Felisa, a veces las cosas son más sencillas de lo que parecen. La única señal que veo en tu relato es que tu mente esta holgazaneando unos días. Pero solo unos días. Déjala. Igual hasta le viene bien y vuelve al trabajo con más fuerza. Seguro.
Tienes todo el derecho a darte ese descanso.

En cuanto a lo de la terapia de blogs, si nos atendemos al significado de la palabra, para que exista una terapia tiene que haber una enfermedad y no es el caso. Los blogs son un puente entre nuestros sentimientos y otras personas que están al otro lado que viven lo mismo que nosotros. Así de sencillo.
Por lo menos, yo lo veo así.

Un abrazo fuerte.

Maat

Carmen Andújar dijo...

Pués yo creo que si que es bueno. Yo también me he volcado mucho en mi blog, y a veces no escribo otras cosas; pero de todas maneras esto me enriquece y también ayuda a aprender de los demás, lo importante es escribir, y sea una cosa u otra, seguro que va bien.

Gary Rivera dijo...

Pues yo si!! Yo escribo para sacarme las cosas de adentro. Escribo para hacer mi catarsis (es mas! ese es el titulo de mi blog). No me preocupa si lo lee alguien o no, cuando alguien comenta, me alegra mucho, porque siento que puedo transmitir algo.
Leer otros blogs tambien me ayuda mucho, encuentro a gente que le pasa lo mismo que a mi y me siento identificado con lo que escriben.

Un gran abrazo!!!

Felisa Moreno dijo...

Veo que mi entrada a dado lugar a numerosos comentarios, supongo que a muchos de vosotros, como a mí, les ha sorprendido el grado de comunicación que se alcanza con los blogs.

Estoy de acuerdo con Francisco Legaz en que si le llamamos terapia podemos llegar a una confusión, no necesita terapia el que no está enfermo, pero sí que puede estar dentro de la medicina preventiva, ¿no? Hubo una época en mi vida en que la escritura (y la lectura) fue mi válvula de escape, a una realidad que no me gustaba. Muchos años después he llegado a ella de otra forma, con la loca esperanza de llegar ser una escritora profesional. El blog me ha mostrado que puedo seguir utilizando las letras para sentirme mejor e incluso para ayudar a otras personas.

No me enrollo más, quiero agradeceros a todos vuestros comentarios, que he leído con atención y que me han reafirmado en lo que sentía.

Un abrazo.

Celia dijo...

Hola Felisa.
Yo pienso que un blog es terapia, es posibilidades, imaginaciones, vivencias ajenas y propias.
A mí me encanta, y mientras escribo otras cosas, tengo el blog al alcance y entro.
Sea terapia o no... a mí me aporta muchas cosas positivas.
Un abrazo

Proyecto de Escritora dijo...

Creo que a todos nos pasa un poco lo mismo. Para mi es una terapia y un empuje a escribir y crear mas. Para mi es bueno.
Luego te encuentras a gente super maja que hasta son tus amigos, con lo que ya estás ganando más cosas buenas.
Y lo de contar cosas de nuestra vida, es normal, porque lo que escribimos de ficción se basa también en parte en cosas de nuestra realidad.
Ahora mismo estoy como tu, debatíendome en lo que significa tener un blog y eso. Así que te entiendo.

Besos!!

Paco dijo...

Estoy contigo Felisa.
Sea o no sea una terapia se ha convertido en parte de nuestra vida.
Personalmente me gusta leer lo que escribis. Me siento a gusto sabiendo cosas sobre vosotros o disfrutando con una reflexión, relato o poesía.

Y aunque no escribo todo lo que quisiera siempre tengo un momento para hacerlo en el blog.

Somos como una familia y espero que lo sigamos siendo por mucho tiempo.

Un beso terapéutico...

Ardilla Roja dijo...

Hola Felisa :)

Antes de nada, quiero agradecerte tu paso por mi blog. Es todo un honor tenerte alli.

En cuanto a lo que planteas... no sé. Lo primero que publiqué no fué en un blog y para mi si era una especie de terapia o válvula de seguridad por donde soltar ese vapor que se acumula en la olla a presión de la rutina. Pero me di cuenta por los comentarios de la gente, que esas historias que contaba eran algo más que eso y por eso abrí mi primer blog. En el que tenia relatos, videos, chistes, comentaba peliculas... en fin, como muchos blogs.

En este, que he abierto hace nada, empecé poniendo sólo relatos pero no sé... supongo que es algo que ocurre sin más. Empiezas a seguir a alguien, alguien te sigue a ti y se crean lazos afectivos. Ellos cuentan algo, tu cuentas algo y el blog termina siendo, pues como tu casa que la decoras y la pones bonita y hablas con los vecinos.

Ahora mi hijo diría: ¡Que te calles ya, pesada! jaja

Un abrazo

pichiri dijo...

El alma nos empuja a realizar grandes empresas a través de las artes que es su modo de expresión y en su afán pone tan alto el listón a superar que nos recreamos en el proyecto pero no nos sentimos con fuerza para acometerlo. El blog es mas humilde, en el, solo pretendemos expresar un sentimiento nacido en nuestra quehacer diario o evocar un recuerdo o plantear una historia resumida con una pincelada de humanidad, es como prolongar nuestro pensamiento en unas lineas y no nos supone el ingente esfuerzo que intuimos en algo mas trascendente. Pero no cabe duda de que si no esperasemos que alguien lo compartiera, si jamás hayasemos en el algún comentario, no tendria razón de ser. Para meditar no hace falta trascribir nuestros pensamientos, lo hacemos por que en el fondo de nuestro corazón deseamos compartir, necesitamos ser escuchados y como muy bien dices, necesitamos ser comprendidos.

XoseAntón dijo...

Es inevitable, Felisa, los blogs son como una extensión de nosotros.

A mí me sirve de gran ayuda, no sólo para compartir un espacio con quienes nunca podría hacerlo, también para comprobar las reacciones que provocan lo que escribo. Son tantas las dudas, que un comentario vuestro, expontáneo y desinteresado, me hace ver con más nitidez el camino del error y el de los aciertos. Una gran ayuda, sin duda, y por eso os estoy muy agradecido.

Bikiños

Sílice dijo...

Felisa, ¿qué voy a decirte que no te hayan dicho ya en tantos comentarios...?
Te diré que tengo un poemario al que he titulado: "La poesía es una enfermedad cardiovascular" Y por supuesto es una enfermedad contagiosa y quizá los blogs puedan ser un tipo de "medicina" o la "terapia" adecuada para curarse de ella o al menos de mejorar. Otra solución podría ser comer canela en rama o intentar comunicarse de otra manera. Porque lo importante es comunicar. No sé si a todo el mundo le pasa lo mismo, pero generalmente uno cuenta cosas más intimas y con más sinceridad a personas desconocidas que a las que nos conocen. Con toda seguridad eso es lo que pasa con el blog. Escribes y nadie te ve, por eso comentamos cosas y, casi sin que nos demos cuenta, afloran los sentimientos. Yo creo que eso es bueno, la comunicación se utilice el medio que se utilice siempre es satisfactoria.
Un abrazo y te sigo leyendo.

Inma

JuanRa Diablo dijo...

Hola Felisa
Yo también me he parado muchas veces a pensar en este encantamiento misterioso que suponen los blogs en nuestras vidas. Por eso me quedé subyugado ante el escrito de una estupenda escritora que abrió su corazón para decir esto

http://reflexionesmediterraneas.blogspot.com/2009/02/la-luna-en-comun.html

Leélo si tienes tiempo. Creo que te gustará.
Un saludo!

Mercedes dijo...

Oye, Felisa, no te preocupes por esa desgana aparente. A mí me ocurre de vez en cuando, que necesito un descansillo. Lo bueno es saber que cuando retomemos hay ahí mucha gente que nos espera y que sabe respetar nuestros silencios. Yo creo que el blog sí que es una especie de terapia o como queramos llamarlo, porque aquí siempre hay un refuerzo por parte de los demás, esos que valoran lo que hacemos y nos ayudan a seguir.

El otro día descubrí que aquí, en los blogs, podemos terminar lo que vinimos a decir sin que nos interrumpan, algo que, por desgracia, no ocurre en los encuentros presenciales, donde a penas te dejan terminar de hablar porque todos andamos con esa urgencia de comunicación.
Descansa lo que necesites. Estaremos por aquí.
Un beso a la sombra

Paco Bailac dijo...

La vida es literatura y a la inversa. El blog, como lo entiendo, es una acercamiento tímido entre humanos. Celebro te consideres humana y "regales" tu sabiduría al bien común.
Un abrzo

pacobailacoach.blogspot.com

penélope dijo...

Hola Felisa. he tardado en visitarte, discúlpame.
No soy literata, ni poetisa, pero me desahogaba escribir, y esa fue la razón de abrir el blog, parecía que así gritaba por la ventana mis alegrías y mis penas...
Para mí, sin duda, el blog es una terapia porque abre caminos de conocimiento de otros corazones...
Yo tampoco tenía ganas de escribir hoy, estoy triste y preocupada...pero el blog me ha hecho reaccionar...tenía a mis amigos abandonados...y a mi misma...

Te seguiré...

Un beso