martes, 10 de marzo de 2009

11-M A contraluz


Antes de que el once de marzo fuera el 11-M, sólo tenía un especial significado para mí, y supongo para el resto de personas que cumplen años en ese día. Después se convirtió en una fecha trágica, que nos recuerda hasta donde puede llegar la barbarie del terrorismo.

A pesar de estas grandes tragedias, quizás para olvidarlas, vivimos sumergidos en nuestras propias miserias, en nuestros insignificantes problemas cotidianos. No es fácil pasar la hoja del calendario, sobre todo cuando se avecina un cambio de década. Dejas de ser una treintañera para convertirte en una cuarentona, en sólo un día. Hace tiempo leí en una revista que había una propuesta para cambiar el término cuarentona por cuarentañera. Me pareció un poco ridículo, vale que nos ayudemos de cremas y cirugías para quitarnos años de encima, pero dejemos en paz a las palabras. Tras todo esto se esconde nuestro miedo a envejecer, de pasar a formar parte de la tercera edad, ese eufemismo tan usado para evitar pronunciar las palabras malditas: viejo, vejez.

En el ecuador de mi vida me siento bien, con ganas de hacer cosas, de ver a mis hijos crecer, de disfrutar con mi pareja, de escribir, de vivir. No me preocupan las arrugas, ni la celulitis, no me gano la vida como modelo de pasarela. Lo único que me inquieta es no poder disponer de tiempo para hacer todo lo que me gustaría, la vida es a veces tan inconsistente, tan voluble, tan casquivana… Cuántas personas vieron frustrados sus sueños el 11-M, no sólo las que perdieron la vida, muchas quedaran marcadas física y sicológicamente. Nada volvió a ser igual para ellas.

El otro día encontré un poema que escribí la madrugada del diez al once de marzo de 2008, justo hace un año. Aquella noche estaba en urgencias, con mi madre. El tiempo pasaba lento en la sala de observación y yo agradecí tener a mano mi libreta, una pequeña que siempre llevo en el bolso. Lo transcribo tal cual, no es gran cosa, pero refleja bien lo que sentía esa noche.

Cumpleaños

Son las doce,
cae la hoja simbólica del calendario.
nace una arruga más en mi piel,
y yo soy otra.


Vivo un año más y me propongo
no hacerme propósitos.
¿Para qué? si nunca los cumplo.
Inconstante, veleta,
navego sin rumbo hacia mi vida.

Aún no soy yo, soy la otra,
la que me busca en los espejos
y me devora con sus ansias de vivir.
Aún no soy yo,
me busco incesante, sufro, padezco
y no me hallo.


Algún día seré yo y entonces,
no tendré miedo a perderme de nuevo.





22 comentarios:

Maribel dijo...

Entonces ¿también eres piscis? Si es que somos las mejores, jajaja. ¡Felicidades, amiga!
Recuerdo muy bien ese trágico 11-M, recuerdo dónde estaba cuando supe la noticia de los atentados, qué sentí, qué pensé... Pocas veces un recuerdo se me ha grabado tanto. Resulta paradójico que a veces confluyan en la misma fecha acontecimientos emocionalmente tan distintos y sin embargo ocurre con frecuencia.
En cuanto a envejecer, buf, tema de debate. Yo he sentido en mi último cumpleaños que he entrado en la cuenta atrás. Me ocurrió algo muy chocante. Mi hijo estaba en su cama recordándome lo vieja que era y le comenté que ya me quedaba menos por vivir que lo que ya tenía vivido. Él se puso muy serio y me dijo "no", y yo insistí en que sí, le dije: "vivir 86 años me parece demasiado". Y mi hijo, de 12 años, se puso a llorar, y me pareció que había sido tan cruel, sin pretenderlo, que yo también lloré y le pedí perdón, y los dos lloramos abrazados. En fin, una anécdota.

Feliz cumpleaños, que tengas un día maravilloso.

Un beso.

Mercedes dijo...

Felisa, recuerdo ese día porque cuando vi las imágenes del avión estrellarse contra las torres, los sonidos desaparecieron; literalmente. Sentí como cuando te sumerges en la piscina que no oyes nada... Creo que mi cuerpo se bloqueó. No he comentado esto con nadie porque no quiero recordar ese día. Te cuento que hace años que no veo la tele porque me afectan mucho las noticias que hablan de la crueldad de la gente. Y temo que mi cuerpo se vuelva a bloquear de alguna otra forma. Fue muy extraño lo que sentí. No oía nada.
A veces, para evitar estos bloqueos, cuando algo me impacta, pienso que la realidad no existe, que todo es un teatro; que nos están probando a ver cuánto resistimos (como hacen con los astronautas para elegir los más capacitados). Ya ves, tengo que montarme películas para sobrellevar algunas cosas.
Un beso sin arrugas.

juan ballester dijo...

Felicidades, Felisa, y bienvenida al club de los 40. Espero que tu estancia aquí sea confortable y fructífera, y que pases un día de felicidad junto a tus seres queridos.
Ya verás como ni notas ese cambio de década, al menos durante los primeros meses. A mí ya me quedan un poco lejanos, pero sí te puedo decir que es una época de la vida mejor de lo que reflejan los tópicos.
Por cierto, una hermana de mi madre también cumple años el 11 de marzo.

XoseAntón dijo...

Feliz Cumpleaños, Felisa!!!

Y no te preocupes, a mí me prareces muy guapa y no te veo ninguna arruga, tan sólo esos enormes ojazos que ojalá los disfrutes y los disfruten quienes te quieren.

Bikiños

tag dijo...

Feliz cumpleaños, Felisa.

Estas en la edad perfecta para hacer cualquier cosa.
Asi que a vivir, a ser mas feliz y menos matematicas.39,40,41...¿que mas dá?
La decada de los 40 es de las mejores. Ya lo veras.

Besos

Ardilla Roja dijo...

Pero bueno! Muchas felicidades, mujer. Y te garantizo que a pesar de la tragedia que parece suponer, en mi caso cumplir cuarenta me vino bien. Estaba mejor incluso que a los treinta y cinco en todos los sentidos. Me duró poco la mejoría jajaja pero lo pasé genial.

Da rabia hacerse mayor. Mucha, mucha rabia, ves que se van los años mas deprisa de lo que una crece, pero llega un momento que dices, bueno... le he ganado un año más, sigo aquí, no ha podido conmigo.

De modo que piscis total.¡Que bien!. De lo bueno abunda jajaja

Un beso muy fuerte y tira el espejo

Ardilla Roja dijo...

Mercedes es mas despistada que yo todavía jajajajaja ¡Chiquilla que las torres fueron el 11 de septiembre, el 11 de marzo fue el atentado de ETA en Atocha!

¿Fue en Atocha,no?

Celia dijo...

Felicidades, Felisa.
Sí. Tienes razón. La vida pasa muy de prisa, por eso tenemos que vivir momento a momento intentando ser feliz, mirando y aprendiendo.
Como todo el mundo, recuerdo ese 11M. Y recuerdo que lo estaba viendo como con el 11S, cómo si no fuera conmigo. Como si estuviera viendo una ´película de esas que un día y otro cubren nuestras pantallas.
De vez en cuendo tomaba tierra, y decía ¡es una realidad!.
Y es que son tantas las barbaries absurdas que escuchamos, que nuestros sentimientos se escudan en algo para no sufrir.
Un abrazo, Felisa. Y disfruta de tus cuarenta.

Paco dijo...

Felicidades Felisa,

Espero que te retgalen muchas cosas y que soples y apagues todas las velas...


El poema precioso.

Un beso de felicidad a contraluz

Mercedes dijo...

Ay, sí que soy despistada, sí. Yo las fechas las confundo, pero es verdad que el 11M fue lo de Atocha. Lo siento.
Tampoco me di cuenta que era el cumple de Felisa, ahora que lo leo.
Uf, si es que quiero estar en todas partes y se ve que no estoy en ninguna. Mil perdones.

Felisa, bienvenida a los cuarenta que es como decir al mundillo ese en el que, si quieres, puedes cerrar puertas poco engrasadas y abrir otras nuevas. Que te lo digo yo. Que eso que decían los abuelos: "de los cuarenta para arriba no te mojes la barriga" era cuando la edad se medía por el número de arrugas y los achaques. Ahora, tú sabes que lo que manda es la mente y ahí, los cuarenta son un grado.
Muchas felicidades, guapa. Un beso de velitas y tarta de chocolate.

TitoCarlos dijo...

Andrea, en su blog 'Soy consciente' ya hizo una entrada sobre los cuarenta, que te recomiendo.
Solo decirte, por mi parte, que entras en la edad mas maravillosa, a mi juicio, por la que pasamos. En esta década que comienzas, estás en plenitud intelectual; solo puedo recomendarte que la aproveches con intensidad.
En cuanto a tu cumpleaños, trátalo como un luz en la oscuridad. No debemos olvidar el atentado, pero no podemos olvidarnos de tu cumpleaños.
Estaría bueno.

Un beso y felicidades.

Carmen Andújar dijo...

Bonito poema, lleno de sentimiento. El once de marzo de hace cinco años, no me acababa de creer lo que estaba pasando. Para mí fue horrible y me afecto muchísimo. Espero que no vuelva a pasar nada por el estilo.
Un beso

Proyecto de Escritora dijo...

Lo pirmero es felicitarte. Es complicado cumplir años en fechas como esta.
Recuerdo muy bien todo aquello, porque aunque no me afectó directamente, casi lo hace, por eso me estremezco cada vez que se repite el 11 M.
Pero todos los días hay catástrofes así, si no son aquí, son en otros paises, por lo que tampoco podemos deprimirnos por todas ellas.
Disfruta de tu día con tu familia y sigue aprovechando el tiempo!
Besos!!

milagros dijo...

11-M, mi más absoluta solidaridad con las víctimas y sus seres queridos.

Felicidades. !!Cuarenta años, quien los pillara¡¡ Si te sirve de consuelo yo, que estoy en los cincuenta, muchas veces me miro al espejo tal y como describes en este precioso poema y no me encuentro y sigo pensando, o al menos eso quiero pensar que todavía me queda lo mejor de la vida.
Que pases un feliz dia.

pichiri dijo...

Ante todo felicitarte.- Despues decirte que he podido comprobar la verecaidad del dicho "La vida pasa como un soplo", pero cuando los recuerdos acuden a tu mente te das cuenta de lo mucho que has hecho, de lo mucho que has vivido. Las cosas que no has podido hacer no son demasiado traumaticas, aunque ya no haya posibilidad de llevarlas a cabo. Lo que si preocupa es no saber que se espera todavía de nosotros.

Teresa Cameselle dijo...

Me vas a permitir que frivolice, pero aprovecho que aunque para la historia del país sea una fecha triste, para ti sigue siendo la más importante de tu vida, porque una cosa es que no nos guste cumplir años y otra que no celebremos en nuestro interior el día en que nacimos.
¿Sabes? Pensaba que eras más joven, no sólo por lo guapa que estás en la foto del blog, sino también por lo estupenda que estabas en la entrega de premios de Canal Literatura (los cotillas podéis ir echar un vistazo a la web canal-literatura.com, y ya me diréis si no tengo razón).
Pues nada, otra más al club, de cuarentonas, cuarentañeras, qué más da, dice Ardilla que ella se siente mejor que cuando tenía 35, yo diría más, me siento mejor que cuando era una adolescente, llena de inseguridades y de dudas. Los 40 creo que son los años de la paz con una misma.
Muchas felicidades y un beso, guapa.

Alais dijo...

Muchas felicidades, Felisa.

Te deseo un día muy feliz. Lo del 11M no deja de ser una trágica coincidencia que a ti debe darte igual, no deja de ser tu día. Que lo disfrutes mucho, guapa. Y que no te pesen los años, que los llevas estupendamente, hasta te podrías quitar alguno si quisieras. ;)

Un abrazo y que sigas escribiendo así de bien

Ricardo dijo...

Felicidades Felisa aunque sea un poco tarde, ya veo que disfrutaste mucho en tu día y enhorabuena por esa noticia que sabe a premio.

Un beso

Nyma dijo...

El corazón que ama siempre será joven,solamente una persona hermosa en un dia hermoso.
Que cada ayer sea un etereo sueño para ti y los tuyos.
y que sea una expresión constante en tu vida!!

Muchos abrazos y besos!!!

Nyma dijo...

Preciosisima!!!
A tu calendario le sobran dias.Lo vivido hace que cada Ayer sea un sueño de felicidad y cada Mañana una aventura...esa que refleja tu rostro, donde una sonrisa es el mejor recuerdo.
Velas de la riquísima tarta!!!!!
Muy guapa!!

besos del alma.

Felisa Moreno dijo...

Gracias a todos por vuestras palabras, especialmente a los que han llegado después de escribir el post siguiente, Alais, Ricardo y Nyma. Muchos besos.

Ana Ojeda dijo...

Toda la FELICIDAD del mundo FELISA !!!
Todo lo mejor !!!
Beso grande, grande !!!
Ana Ojeda.

P.D: .. Y tirá ése espejo al tacho... no le hagas nada de csao... !!!