domingo, 8 de marzo de 2009

Día Internacional de la Mujer

Supongo que si alguien se molesta en dedicarnos un día, su razón tendrá. No creo que con esto se solucione la discriminación que las mujeres venimos sufriendo desde hace siglos, pero no está mal que se de un toque de atención, que se reflexione sobre la situación de la mujer en el mundo que nos ha tocado vivir.
En pocos años se han producido cambios muy profundos en nuestra sociedad. Sólo tenemos que pensar en nuestras progenitoras, educadas para ser madres y esposas, para tomar conciencia del punto de partida. Este año he leído un par de libros ambientados en los años del franquismo, tras la guerra civil, la mujer perdió todos los derechos adquiridos hasta entonces, pasó a ser una persona dependiente, primero del padre, luego del marido. Sus funciones, para lo que se la educaba, eran atender la casa, cuidar del marido y de los hijos. Esos valores son los que se nos han transmitido, están ahí, formando un poso que determina todas nuestras decisiones. ¿Por qué las mujeres apenas ocupamos cargos de poder? ¿Acaso no estamos cualificadas? Un sentimiento de culpabilidad nos invade cuando a causa de nuestro trabajo o aficciones creemos que descuidamos a nuestra familia.
Muchas mujeres y muchos hombres, no olvidemos a éstos, han luchado por lograr el cambio; por que la igualdad sea efectiva y real. Es cierto que aún queda mucho camino por recorrer, que no basta con promulgar unas leyes, es necesario concienciar a la sociedad y sobre todo a los jóvenes, de que la mujer ante todo y sobre todo es persona y como tal, tiene los mismos deberes y derechos que cualquier hombre, ni uno más ni uno menos.
Los que seguís mi blog sabeis que días atrás me he mostrado indignada por algo ocurrido en mi trabajo, es un ejemplo de como las leyes se quedan en agua de borrajo si falta la sensibilidad en las personas que tienen que aplicarlas.
Aún está en la conciencia colectiva que los hijos son problema de la mujer. Aún, como me pasó a mí en mi primera entrevista de trabajo, se sigue preguntando si tienes hijos, si estás casada, si tienes novio... Así nos encontramos ahora con el problema de la baja natalidad de las españolas, ¿quién se atreve a tener un hijo sin disponer de un empleo estable?
Por otra parte, se nos juzga por nuestro aspecto, tenemos la obligación de ser perfectas, discretas, simpáticas, amables. Que se lo digan a nuestras ministras, tanto éstas como las de anteriores gobiernos, criticadas por su forma de vestir, como si eso fuera más importante que la labor que desarrollan. He leído por ahí un manifiesto que suscribo totalmente: "Júzgame por mi trabajo, no por mi aspecto".
Quizás por eso no sea malo que exista este día, como recordatorio de la labor que aún nos queda por realizar, no para recriminar lo que hemos sido hasta ahora, sino para trabajar juntos por una sociedad más igualitaria.

19 comentarios:

Maribel dijo...

Felisa, sin duda queda mucho camino por andar. Hablas de una época en España en la que las mujeres no podían comprar una propiedad, ni siquiera aceptar una herencia sin consentimiento de su marido, una época en la que no existía el divorcio, solo el "ahí te quedas", y siempre por parte del marido porque ella ni se atrevía, sin independencia económica y mal mirada por la socidad ¿que iba a hacer?

Todavía hoy se practica en algunas culturas la ablación de clítoris, se sentencia a las mujeres a lapidación, existe el repudio en el Derecho árabe, la mujer es repudiada por el hombre, abandonada, rechazada, humillada de manera legal.

En fin, por la lucha que todavía nos queda unamos nuestras fuerzas.

FELICIDADES, AMIGA, POR NUESTRO DÍA.

Un abrazo.

CESAR dijo...

Admiro sobre todas las cosas a la mujer, su sacrifio. No entiendo como ningún hombre puede sentirse superior al ser que le entregó la vida. Ni hombres, ni mujeres. PERSONAS. Un abrazo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Admiro de todo corazón a toda mujer que trabaja y que tiene que sacar encima una familia para adelante. Eso es comerse la vida a bocados...
saludos!

TitoCarlos dijo...

Si te has dado una vuelta por la blogosfera, habrás visto muchos post dedicados a este día, con textos a favor y en contra de su celebración. Me he dedicado a poner comentarios en muchos de ellos por el olvido de todos aquellos hombres que han participado, y que siguen haciéndolo, en la lucha por la igualdad. Todos reconocemos que en esta lucha, la peor parte la ha llevado la mujer, y en este día las rindo homenaje, y grito, como todos los días pero mas alto, las reivindicaciones de las parcelas que quedan por conquistar.
Un beso, de un admirador.

Felisa Moreno dijo...

A eso me refería Maribel, y creo que eso es la base de la violencia de género que tanto nos preocupa, el concepto de propiedad que algunos hombres sienten hacia sus mujeres. Gracias por pasarte y felicidades.

Gracias César por tus palabras, sé que son sinceras, son muchos los hombres que luchan por la igualdad. Un beso.

Somos mujeres todoterreno, Sonrisa, y encima algunas hasta queremos ser escritoras. Un abrazo y gracias por tu visita.

Ardilla Roja dijo...

A mi es que me gustan tan poco las etiquetas... pero si es cierto que sin este tipo de recordatorios, todo se aposa y se olvida.

Afortunadamente las cosas han cambiado mucho y está en manos sobretodo de nosotras mismas de que sigan cambiando, inculcando las cosas desde la cuna a nuestros hijos porque a nuestros padres es trabajo perdido. Todavía no entiende que me guste más escribir, que planchar, por ejemplo.

Un abrazo Felisa y feliz día

Celia dijo...

Hola Felisa.
Tu escrito está lleno de realidades.
A mí no me gusta etiquetar los días. Pero entiendo que tiene que ser así, para recordar algo tan evidente como tantas y tantas reivindicaciones que se hacen a lo largo del año.
Me encantaría que un día, nos despertásemos con un mundo nuevo, en donde todo hubiera cambiado, y triunfara la igualdad.
Ya sé que eso es magia, y de momento la magia está en cada uno de nosotros, y tenemos una lucha sin fin.
Pongamos un granito de arena para que la vida sea mas feliz para todos.
Un abrazo

tag dijo...

Acabo de ver en la TV una manifestación del dia de la Mujer, reivindicando igualdad de salarios, libertad y dignidad, denunciando los maltratos fisicos y psiquicos, y todo eran mujeres, los hombres se podian contar con los dedos de una mano.

Lei en el Pais, una frase de su directora adjunta Soledad Gallego Diaz que decia:
"Para combatir el antisemitismo no hace falta ser judío,
como para luchar contra el racismo no hace falta ser negro. Lamentablemente, a veces parece que para combatir la discriminación de la mujer hace falta ser mujer."

Y lo malo es que creo que tiene mucha razón.

Gracias a todos los hombres que se suman a nuestra causa.Por aqui he leido que hay algunos.

Besos

Carmen Andújar dijo...

Es verdad Felisa, aun nos queda mucho por lo que luchar por eso un día como éste de momento no sobra, puede que llegue un día que si; pero por ahora nos quedan demasiadas cosas para llegar a una igualdad completa. De momento aun sigue habiendo muchas mujeres que por el mismo trabajo, cobran menos que su compañero hombre.
Me alegraré mucho cuando no tengamos que celebrar este día.
Un abrazo

Paco dijo...

Hola Felisa,

La viñeta de Forges viene que ni pintada para lo que es la realidad de la mujer sea trabajadora o no.

Tu escrito es un perfecto manifiesto que suscribo completamente. Nos queda un largo camino por recorrer todavía hasta llegar a la igualdad total.

Un beso para vosotras en este vuestro día

estela dijo...

Todavia queda un camino muy largo, demasiado....

un beso.

sergio astorga dijo...

Felisa, no me conoces y eso es bueno, yo te conozco por tus palabras y por ellas te felicito en éste tu día, y espero regrear en otros días, aunque no sean de fiesta.
Un abrazo equitativo.
Sergio Astorga

SeaSirens dijo...

Felisa, me ha encantado tu escrito.
Sin duda, rodeado de un mundo polémico, pero muy acertado y más, por el día en que estamos.

Aunque yo quiero aclarar (y no por tu escrito que relatas a la perfección, sino por todo el que proclama este día como algo especial, pero luego, en su vida íntima, las cosas no son como las plantea), para todo el que te lea, que la verdadera superación de ese lastre social, empieza por cada uno, en su propia casa y con su propio entorno.

Besos y gracias por recordarnos, guapísima!!

XoseAntón dijo...

Feliz día a todas

Discúlpame, Felisa, porque yo también creo que las mujeres están viviendo una situación casi surrealista, pero no puedo evitar un deje de ironía.

Discúlpame por lo que voy a decir.

Debiera de estar prohibido casarse sin antes haber terminado de pagar la hipoteca, sin antes haber criado y educado a los hijos; debiera estar prohibido casarse sin antes tener una buena cuenta en un banco suizo. Debiera estar prohibido casarse cuando no se dispone de empleado o empleada del hogar, debiera estar prohibido casarse para quienes tienen que trabajar, tanto hombre como mujeres. Debiera...

Es que me parecen tan surrealistas las condiciones a las que está sometida una familia hoy día, que a veces me pregunto cómo es posible que para algunos aún tenga sentido estas condiciones que nos ha tocado vivir. Eso sin añadir el aumento de jornada laboral a las 65 horas...

Ni las mujeres ni los hombres nos merecemos lo que está ocurriendo, ni a los niños se les debiera examinar cada tres meses, todos sabemos lo inteligentes que son, no es preciso estar siempre probándonos, ni a nosotros ni a ellos. Se merece un mundo mucho mejor y menos hipotecado.

Os quiero.

... hoy me levante muy temprano, debo continuar con las tareas que tengo pendientes.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Queda mucho por hacer, es evidente, pero creo que en España la igualdad ha caminado a pasos agigantados, aquí más bien es esperar a que pase el tiempo y que la nueva ola de "no machistas" tape a la anticuada de los "machistas", pero en el tercer mundo, por aquellos países, sí que debemos luchar, en todos los campos, y el de la mujer es uno de ellos.

Saludos Felisa,
Juanma

JuanRa Diablo dijo...

La foto del chiste de Forges no puede expresar mejor el asunto que hoy tratas.
Un día que se anuncia a bombo y platillo pero en el que se siguen ignorando muchas pequeñas cosas que son las que desequilibran la balanza de la igualdad.
Confío en que las nuevas generaciones encaucen definitivamente este problema que en realidad es de todos.
Un saludo Felisa:

Ardilla Roja dijo...

Felisa, sólo me faltas tú para recoger el premio que te di hace ya días. Es el premio Palabras como Rosas.

Recógelo mujer que se está llenando de polvo.

Pincha AQUI

Un beso

Luz dijo...

Hola Felisa. Algo hemos andado, felicitarnos por el camino recorrido, por nosotras y por el que otras hicieron que nos permiten estar aquí, y por el que nosotros recorremos para nuestras nuestras hijas; así se construye, nada nos regalaron.
Te he dejado algo en mi blog.

Angelus/Javier dijo...

Una de las cosas que más detesto de un hombre es que sea machista, de ahí pueden partir todos los problemas que la sociedad tiene en contra de la mujeres.

Hay cosas que han cambiado y que están cambiando, pero no olvidemos lo que pasa en el tercer mundo o en los países musulmanes, las aberraciones en que se ven sometidas.

Gracias por este post.

Un saludo.